Un cazador de 50 años fallece de un disparo de escopeta en Sopuerta

Fuente: deia.es

 

En algo más de dos meses dos hombres han fallecido en Sopuerta a consecuencia de un disparo de escopeta mientras participaba en una batida de jabalí. El último fue ayer por la mañana. En esta ocasión la víctima resultó ser un hombre de 50 años que fue alcanzado por un disparo de escopeta de otro cazador, según informó el departamento vasco de Interior. La Ertzaintza inició ayer la correspondiente investigación para esclarecer los hechos que tuvieron lugar, al parecer, de manera accidental.

El suceso se produjo en torno a las 9.30 horas de ayer. El Centro de Coordinación de SOS Deiak 112 fue alertado de cómo un cazador había resultado herido de un tiro en el término municipal de Sopuerta en una zona desde la que se accede al barrio de Bezi. Tras conocer el fatal incidente, hasta el lugar se dirigieron varias patrullas de la Policía vasca, así como personal de emergencia y sanitarios. Además, se movilizó un helicóptero de la Ertzaintza. A pesar de los intentos, los sanitarios desplazados hasta el lugar de los hechos no pudieron hacer nada por salvar la vida del cazador que finalmente falleció en el mismo sitio debido a la gravedad de las lesiones causadas por el disparo. En el lugar también se personó una comitiva judicial. El cadáver fue evacuado al Servicio de Patología Forense de Bilbao para realizarle la correspondiente autopsia. Por su parte, la Ertzaintza identificó al cazador que había disparada, presumiblemente de forma fortuita, y se incautó de una escopeta, la munición y las oportunas licencias del autor del disparo.

DOS CAZADORES MUERTOS

Se da la circunstancia de que hace algo más de dos meses -en septiembre- otro cazador de Castro Urdiales fallecía de un tiro en el abdomen en Sopuerta. Coincidencias de la vida, en aquella ocasión la víctima, de 61 años, participaba en una cacería con veinte personas que se había organizado en esta misma localidad.

En este suceso la Ertzaintza también abrió una investigación para esclarecer las causas del fallecimiento, si bien desde el departamento de Interior del Gobierno vasco reconocieron que la hipótesis principal apuntaba a una “muerte accidental” debido a un disparo fortuito por parte de otro compañero de batida. Así lo confirmaron tanto los vecinos de la localidad encartada que residen cerca del coto de caza como amigos de la víctima. En el suceso de ayer habrá que esperar a que la Policía vasca finalice con la investigación, pero todo apunta a que el tiro fuera fortuito. De este manera, según informó ayer la Ertzaintza se han abierto diligencias policiales de homicidio por imprudencia. La batida organizada ayer para cazar jabalíes contaba con todos los permisos por parte de la Diputación.

 

Deja un comentario