El TS anula el plan de uso del Parque del Sureste

Fuente: madridiario.es

El Tribunal Supremo ha anulado el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Regional del Sureste por vulnerar la Ley de Patrimonio Natural, al no realizar las consultas preceptivas a los ayuntamientos afectados, así como por la ausencia de previsión de indemnizaciones por limitar la caza. La Comunidad lo achaca a un defecto de forma y lo volverá a tramitar.

 

En dos sentencias, el Supremo desestima los recursos interpuestos por la Comunidad de Madrid contra dos sentencias dictadas en noviembre de 2010 y en junio de 2011 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. De este modo, confirma los fallos de este tribunal.

Por un lado, una de las sentencias confirma que la Comunidad omitió el preceptivo informe a emitir por las Administraciones competentes en materia de urbanismo, en “el sentido de que no solo debe alcanzar a la Administración autonómica, sino que también debe emitirse por los ayuntamientos cuyos términos municipales resultaban afectados por el plan”.

En este sentido, una portavoz de la Consejería de Medio Ambiente explicó a este digital que la Comunidad entendió que tuvo en cuenta a los Ayuntamientos al abrir un periodo de alegaciones y al consultar a la Junta Rectora del parque, donde están representados. Ahora acatan la sentencia y volverán a tramitar el PRUGcumpliendo este “defecto de forma” que en su opinión motiva la sentencia.

Por otro lado, el TS confirma la sentencia que señaló que el plan “debía regular las indemnizaciones pertinentes en el caso como el presente de imposición de limitaciones incompatibles con la actividad cinegética en la modalidad de coto de caza que venía desarrollándose en las fincas de los actores”, ya que el PRUG impedía esta actividad en lugares donde la ley de creación del parque, de rango superior, la permitía.

Los colectivos ARBA, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo, quienes se mostraron en contra de este PRUG por su gestión de la caza y por permitir actividades como el golf en este espacio protegido.

Deja un comentario