Uno de los 5 detenidos en la operación ‘Estipendio’ intentó extorsionar a una empresa

Fuente: europapress.es

Una de las cinco personas detenidas -tres de ellas funcionarias de la Delegación de Agricultura de Guadalajara- en el marco de la Operación ‘Estipendio’, como presuntas autoras de un delito cohecho relacionado con la emisión de un informe, intentó extorsionar a una empresa a la que exigió 60.000 euros para emitir un informe que evitara su cierre.

 

   Según informa la Delegación del Gobierno en nota de prensa, este funcionario llegó a solicitar ese dinero a cambio del informe, a pesar de que la empresa cumplía con todos los requisitos medioambientales exigidos en la legislación vigente.

   Esta persona estaría implicada en la comisión de un delito de falsedad documental, junto con otras dos personas, una de las cuales también fue detenida y otra imputada por este hecho.

   Las investigaciones comenzaron a mediados del pasado mes de septiembre, cuando responsables de una importante empresa denunciaron ante la Guardia Civil que un funcionario de la Delegación de Agricultura de Guadalajara les había solicitado el pago de 60.000 euros, cuya entrega debían materializar en billetes de 500 euros, con el fin de resolver favorablemente un expediente que estaba tramitando en el ejercicio de sus competencias.

   El expediente estaba referido a la solicitud de exención de sometimiento de evaluación de impacto medioambiental de unas modificaciones llevadas a cabo en la empresa.

   El funcionario, que tenía encomendada la gestión e informe de este expediente, acudió a la sede de la empresa y se entrevistó con sus responsables, haciéndoles ver que la fábrica no cumplía con las especificaciones técnicas medioambientales establecidas en la legislación vigente, lo que podría suponerles una multa de hasta 120.000 euros y la paralización de la actividad productiva por un periodo de uno a dos años.

   Según la Delegación del Gobierno, en la investigación policial realizada a partir de esta denuncia pudo determinarse que dicha empresa cumplía con todas las especificaciones exigidas en la normativa medioambiental.

   Una vez conocidos estos hechos, la Guardia Civil los puso en conocimiento del Juzgado de Instrucción número 4 de Guadalajara, en funciones de Guardia, cuyo titular decretó el secreto de las actuaciones y dirigió las investigaciones.

   En el transcurso de las investigaciones la Guardia Civil pudo determinar que el mismo funcionario, sobre el que pesaba la investigación por esta denuncia, también estaba implicado en otros hechos delictivos.

DESLINDE DE UN MONTE

   Uno de estos hechos delictivos estaba relacionado con el deslinde de un monte, en cuyo informe debían intervenir los Servicios Jurídicos de la Delegación de Agricultura.

   Este mismo funcionario medió entre otros dos funcionarios que realizan su actividad en estos Servicios Jurídicos y el titular de una finca incluida en aquel monte para que el informe que elaboraran fuera favorable a sus intereses.

   Conocedora de estos hechos, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Guadalajara llevó a cabo distintas vigilancias y seguimientos para verificar el desarrollo de una entrevista concertada entre estos tres funcionarios y el titular de la finca.

   Estas entrevistas se llevaron a cabo en varios restaurantes de Madrid y en una de ellas se habría hecho entrega a los tres funcionarios de un total de 6.000 euros para conseguir aquel propósito.

   Sobre esta finca concurría ya una investigación abierta por la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Guadalajara y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil por una denuncia interpuesta ante la Fiscalía por ocupación de monte público.

PLANES CINEGÉTICOS

   Uno de los tres funcionarios detenidos resultó ser también el autor de otros dos delitos de falsedad documental por la confección y falsificación de la firma del técnico que debía suscribir los planes técnicos cinegéticos de dos cotos de caza ubicados en la provincia de Guadalajara, que habían sido entregados en la Delegación de Agricultura de Guadalajara para su autorización.

   En relación con la falsificación del plan técnico de uno de los cotos indicados, la Guardia Civil detuvo también a una persona como coautor de un delito de falsedad documental e imputó este delito a la persona que administraba su explotación, quien había presentado la documentación en la Delegación de Agricultura.

REGISTROS EN MADRID, TOLEDO Y GUADALAJARA

   Con todo lo actuado la Guardia Civil llevó a cabo seis registros el pasado día 11 de diciembre, tres de ellos en distintas dependencias de la Delegación de Agricultura de Guadalajara y otros tres en un despacho de abogados de Madrid, en las instalaciones de un coto de caza y en una vivienda de la localidad de Toledo, respectivamente. En todos ellos se contó con el oportuno mandamiento judicial, incautándose abundante documentación y material informático.

   Como consecuencia de estas investigaciones la Guardia Civil procedió a la detención de 5 personas y a la imputación de una sexta en Guadalajara.

   A los tres funcionarios y a la persona que trataba de obtener el informe favorable sobre el deslinde de su finca se les ha imputado un delito de cohecho, mientras que al último detenido y al único imputado se les atribuye la comisión de un delito de falsedad documental. Al primer funcionario detenido también se le ha imputado el delito de extorsión y todos los delitos en los que ha tenido participación.

   Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Guadalajara, que acordó el ingresó en prisión del funcionario que intentó extorsionar a la empresa denunciante y la libertad provisional del resto de los detenidos con la obligación de comparecer en sede judicial cada quince días.

   Los detenidos son A.S.C., de 42 años de edad, vecino de Toledo; I.A.M., de 34 años de edad, vecino de Madrid; V.M.L.G. de 36 años de edad, vecino de Guadalajara; J.L.C.A., de 53 años de edad, vecino de Madrid y P.H.J., de 32 años de edad, vecino de Guadalajara. El imputado es C.L.M., de 59 años de edad, vecino de Guadalajara.

   La operación policial continúa abierta con objeto de poder esclarecer otros hechos similares que pudieran haberse cometido por estos mismos funcionarios, para cuyo fin, la Delegación Provincial de Agricultura de Guadalajara ha proporcionado a la Guardia Civil la información y documentación que obra en su poder y está relacionada con la investigación.

Deja un comentario