Terrassa organiza una batida para reducir la población de jabalíes

Fuente: lavanguardia.com

El Ayuntamiento de Terrassa ha informado que mañana sábado habrá un batida en la finca de Can Guitard de la Muntanya con el objetivo de cazar tantos jabalíes como sea posible para reducir la población de esta especie. Últimamente el jabalí ha proliferado mucho en diferentes áreas del entorno natural entre los municipios de Terrassa y Sabadell, y por este motivo la Generalitat de Catalunya ha autorizado batidas puntuales para controlar la población de la especie. Esta es la segunda batida que se hace en Terrassa, la primera se hizo en diciembre en Can Salas.

 

Can Guitard de la Muntanya es una finca ubicada al noroeste del término municipal de Terrassa, cerca de la Carretera de Rellinars y al norte de la autovía Orbital. La batida, que se desarrollará entre las 7.30h y las 14h, irá a cargo de cazadores con licencia pertenecientes a entidades designadas por la Generalitat y estará supervisada por técnicos municipales. El cuerpo de Agentes Rurales, el Seprona y el Servei de Medi Ambient i Sostenibilitat del Ayuntamiento de Terrassa coordinarán la batida, estableciendo el área, recorridos y ubicación de los cazadores. La Policía Municipal y los Mossos d’Esquadra garantizarán la seguridad en el tramo afectado de la carretera de Rellinars, donde será obligatorio reducir la velocidad para minimizar el riesgo de accidentes por la eventual presencia de jabalíes a la carretera. El Ayuntamiento de Terrassa ha señalizado todos los caminos de acceso a la zona afectada para avisar a la población que no acceda y pide a la ciudadanía que no entre en la zona de batida.

En la finca de Can Guitard de la Muntanya está prohibido cazar, pero la Generalitat ha autorizado el Ayuntamiento de Terrassa para que puedan hacer batidas puntuales y diurnas con armas de fuego hasta abril de 2013. Según la legislación vigente, se pueden pedir autorizaciones excepcionales de caza cuando se produzca una abundancia de individuos de una especie de forma que resulte peligrosa o nociva para las personas o perjudicial para la agricultura, la ganadería o los terrenos forestal, especialmente cuando haga falta por razones de salud y seguridad pública, cuando se producen daños sobre bienes y propiedades o cuando sea necesario para la protección otras especies de fauna salvaje autóctona protegida. En los últimos tiempos, la superpoblación de jabalíes en diferentes fincas del municipio ha provocado quejas de los agricultores por daños en campos de cultivo y de personas que utilizan el entorno como espacio de ocio, afectaciones en actividades deportivas al aire libre y algún incidente de tráfico.

Deja un comentario