Descienden las sanciones por la caza con parany en Castellón

Fuente: elperiodicomediterraneo.com

Los procedimientos sancionadores iniciados por la Conselleria de Medio Ambiente por la caza con parany han disminuido en el último año. Si en el 2011 se incoaron 138 expedientes, en el 2012 la cifra ha descendido hasta los 92, según los datos facilitados por el departamento autonómico.

 

El presidente de la asociación de paranyers Apaval, Miguel Ángel Bayarri, achaca este descenso a que “ahora mismo el parany sufre una presión muy grande” y a que “la gente se hace mayor, desiste de practicarlo y no encuentra un relevo generacional”.

El paranyer se expone a una multa de 301 euros –602 euros si además de las varitas, usa reclamo electrónico– si es sorprendido cazando, ya que el anterior Gobierno socialista presentó un recurso de inconstitucionalidad contra el artículo de ley de caza de la Comunitat que legalizaba esta práctica y el actual Ejecutivo popular es reacio a retirarlo. La Generalitat inició el proceso para la legalización de esta modalidad, si bien de momento se sigue a la espera de una respuesta por parte del Ministerio de Medio Ambiente, como requisito previo a que Les Corts puedan autorizarlo.

A ello se suma el hecho de que la modificación del Código Penal en el 2010 abre la puerta a la consideración de delito la caza del parany al equipararlo con un método no selectivo. Bayarri explicó que “el parany se practica en zonas rurales por parte de agricultores mayores aunque trabajadores de la industria también se han ido incorporando. Cuando una persona de 70 a 75 años recibe una denuncia que pasa a lo Penal, se asusta ya que nunca se ha visto en una situación similar. Además, la presión familiar ejerce un poder disuasorio, unido al hecho del gasto que representa un proceso judicial ”, indicó. Pero matizó que por ahora no ha habido ninguna condena tras un juicio, sino dos conformidades.

Desde Acció Ecologista Agró advirtieron de que el cambio en el Código Penal ha provocado que haya menos paranyers o que ahora se arriesguen menos a cazar de día. Sin embargo, denunciaron que la mayoría de agentes medioambientales, salvo 2 ó 3, no acude a verificar los paranys por la noche, que es cuando registran más actividad, sino solo de día.

Deja un comentario