Denuncian el aumento de cazadores furtivos en El Hondo

Fuente: diarioinformacion.com

El próximo fin de semana finaliza la temporada de caza que arrancó el pasado 12 de octubre. Y lo hace con un mal sabor de boca para los cazadores de los cotos privados que forman parte del parque natural de El Hondo debido, según indican, al incremento de cazadores furtivos durante los últimos meses. Un problema que han denunciado ante las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y trasladado a la junta rectora de El Hondo, donde han propuesto adoptar medidas de seguridad para acabar con la presencia de furtivos en el humedal.

 

El representante de los cazadores en la junta rectora de El Hondo, Pepe Pérez, destacó que “resulta paradójico que se esté dejando totalmente desprotegido un parque natural con unas normativas de protección de animales y plantas, y donde se inyecta tanto dinero público para su mantenimiento”. Por eso, piden destinar parte del dinero que aporta la Conselleria de Medio Ambiente a contratar vigilantes.
Pepe Pérez aseguró que “el número de cazadores furtivos ha aumentado durante los últimos meses. Nosotros, como propietarios de las fincas, cuidamos el entorno, alimentamos a los animales para que haya un buen ecosistema, pero luego son otros los que, saltándose todas las normas, entran a cazar sin control”. Al final, advirtió el representantes de los cazadores, “la gente no va a invertir en la zona, porque la caza se la llevan otros”.

Los cazadores aseguran que “por las noches se escuchan muchos disparos de cazadores furtivos y aunque lo hemos denunciado a la Guardia Civil, no se está actuando”.

Por otro lado, indicaron que “además de entrar a cazar, también nos hemos encontrado con restos de cohetes, que dejan encendidos con mechas largas para que exploten cuando se han ido”. Así, denunciaron, “espantan a los animales y cuando nosotros llegamos no encontramos nada de caza en el coto”.

Este problema también ha sido reconocido por Riegos de Levante, propietario de la mayor parte de El Hondo. El portavoz de la comunidad de regantes, Ángel Urbina, dijo que “la seguridad en el parque natural por parte del Estado es mínima, ya que debido a sus grandes dimensiones son muchos los cazadores furtivos que se cuelan en El Hondo”.

Sobre esta denuncia, el presidente de la junta rectora de El Hondo y alcalde de Crevillent, César Asencio, dijo que “hemos tomado nota de la propuesta de dotar al parque de más vigilancia”. No obstante, Asencio adelantó que “ello excede de las competencias de la propia Conselleria, pues la vigilancia depende de la Guardia civil, en la parte de suelo no urbanizable, incluso de la Policía Nacional adscrita a la Generalitat en protección de edificios públicos autonómicos”. Además, César Asencio explicó que “la legislación de caza contempla los cotos de caza como una actividad privada, y que los cazadores están autorizados a contratar guardias-vigilantes propios privados”.

Deja un comentario