Una autocaravana choca contra un corzo en la Nacional 525

Fuente: laopiniondezamora.es

 

Una familia gallega aún guarda el susto que sufrieron cuando viajaban en su autocaravana en la Nacional-525 y un corzo les salió al paso. Fue el pasado viernes, 29 de marzo, cuando alrededor de las 20.20 horas el animal saltó a la calzada a la altura del kilómetro 41.8 de la carretera que une Benavente con Puebla de Sanabria.

Precisamente se dirigían hacia Puebla cuando sufrieron un accidente en el que todos salieron ilesos.

Tal y como cuenta el conductor y padre de familia, José Luis Andion, momentos antes habían parado a repostar en la gasolinera de Camarzana de Tera, donde recibieron indicaciones de continuar por la nacional en lugar de por la autovía, sin avisarles del posible peligro de fauna salvaje del territorio.
Una vez puestos en marcha otra vez para continuar su camino, un corzo saltó hacia el vehículo de manera imprevista. La autocaravana ha quedado considerablemente dañada y ninguno de los ocupantes sufrió daños más allá del susto que, según aseguran, «aún perdura». Están convencidos de que el corzo, que en este caso dio contra el capó de la autocaravana, habría estallado la luna delantera de haber viajado en un turismo y se muestran preocupados por el peligro que estos animales representan para la circulación al poder acceder fácilmente a la calzada. No encuentran lógico que una carretera nacional tenga este tipo de peligros que, según los lugareños, son habituales no sólo con el cruce de corzos, sino también de otro tipo de animales como, por ejemplo, jabalíes.
Andion viajaba con su mujer y sus dos hijos, de 11 y 16 años, quienes agradecen a la patrulla del subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Benavente la atención recibida en aquellos momentos de tensión y angustia. La familia ya ha presentado los correspondientes papeles al seguro del vehículo para pedir responsabilidades sobre unos daños que describen como «muy importantes».
La compañía aseguradora pedirá responsabilidades al coto de caza de Junquera de Tera, pues el lugar donde ocurrió el accidente tuvo lugar dentro de este término cinegético. El asunto de quién debe pagar los daños de los accidentes cinegéticos está ahora sobre la mesa con la posible reforma de la Ley de Montes.

Deja un comentario