El nuevo plan del lobo flexibilizará los cupos para ganar en efectividad

Fuente: diariodeleon.es

 

El nuevo Plan de Gestión del Lobo que está elaborando la Consejería de Fomento y Medio Ambiente saldrá a información publica este verano con el objetivo de que antes de finales de año pueda estar aprobado. Así lo anunció ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, tras una reunión con representantes de las organizaciones agrarias, en la que destacó que el objetivo del plan es compatibilizar la conservación de esta especie y la actividad ganadera.

 

El consejero también aseguró que se van a flexibilizar los cupos de caza autorizados al norte del Duero autorizando más precintos con el fin de lograr una mayor efectividad, aunque en ningún caso sin superar el número de animales que se pueden abatir en cada comarca. Así, indicó que mediante este sistema se está logrando que el número de lobos abatidos se esté acercando al cupo máximo de 138 permitido al norte del Duero para este año. Para la próxima temporada 2013-1014, el incremento de los cupos se realizará en función de las estimaciones poblacionales.

 

Responsabilidad

El plan contemplará la responsabilidad patrimonial de la Junta en el caso de ataques contra la ganadería al sur del Duero. El consejero se refirió a los recientes fallos del Tribunal Supremo contra el Plan de Gestión del Duero, asegurando que el nuevo Plan de Gestión del Lobo se adapta a la dichas sentencias, aunque matizó que deberá demostrarse que los daños han sido provocados por lobos y no por perros asilvestrados.

En este sentido, Silván destacó que el expediente de compensación patrimonial es un proceso largo, motivo por el que la Junta planteó en su día los seguros, algo que «nunca» ha considerado como «una carga para los ganaderos». «Al revés, siempre hemos buscado una indemnización rápida, algo que sí da el seguro, y no un proceso de responsabilidad patrimonial universal, aunque vamos a cambiar la normativa para reducir y simplificar el proceso», añadió.

Otra de las medidas que contempla la consejería dirigida por Antonio Silván y que también se aprobará en breve junto con la Consejería de Agricultura es la autorización de muladares para especies protegidas o en peligro de extinción. El consejero, que recordó que esta medida fue reivindicada en su día por las organizaciones agrarias, matizó que su aprobación no implicará de manera general que se facilite el abandono de los cuerpos de animales muertos en el campo, dado que se establecerán los correspondientes criterios para mantener la garantía sanitaria.

 

Deja un comentario