Agroganadería inicia controles cinegéticos en Villaviciosa ante el rechazo de los cazadores

Fuente: elcomercio.es

 

Nueva polémica por la caza en Villaviciosa. Después de casi dos años sin actividad en la zona, ya que los dos cotos llevan sin adjudicarse desde septiembre de 2011, la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos ha autorizado al servicio de guardería del Principado a controlar de forma extraordinaria la población cinegética del concejo. Y la medida no ha dejado indiferentes a los cazadores de la zona, que critican que esta opción perjudica claramente sus intereses.

 

Según explicaron desde la consejería, los controles -que reciben el nombre de aguardos- no son algo excepcional para Villaviciosa y se realizarán tanto en aquellas zonas donde está prohibido cazar como en las fincas que pertenecen a los cotos de Cordal de Peón y Valdediós. Y es en este segundo caso donde surgen las discrepancias.

Los cazadores opinan que los socios de los tres colectivos del concejo -Fuentes, Cuatro Jueces y El Portal- pagan sus licencias por una actividad que ahora mismo no ejercen por culpa del Principado y recuerdan que estas cacerías no generan ningún tipo de ingreso. «No estamos en contra de que se controlen los daños, estamos en contra de que lo hagan los guardas», apuntó Javier Villamandos, presidente del colectivo Cuatro Jueces.

Por su parte, el presidente de El Portal, Chema Pezón, aseguró desconocer la autorización de la consejería para los aguardos en los cotos, pero señaló que «de ser cierto, sería el colmo». Además, los cazadores denuncian que actualmente la temporada está vedada porque es época de cría.

Si bien desde el Principado no ofrecieron más detalles, según ha podido saber El Comercio, los controles comenzaron el pasado 26 de abril y está previsto que se lleven a cabo una veintena. Estas cacerías se producen por las tardes y solo puede participar en ellas personal de la consejería. La presencia de cualquier otra persona, además de estar prohibida, constituiría un delito.

Para los colectivos, la solución más idónea al problema de exceso de población de fauna salvaje pasaría por la adjudicación de los terrenos, un proceso que se inició en marzo de 2012 y que terminó el pasado mes de enero con la decisión de la consejería de dejarlo desierto tras asegurar que las tres sociedades habían cometido irregularidades.

En caso de que los terrenos estuvieran gestionados por una de las asociaciones, los controles no serían necesarios, puesto que los propios cazadores reducirían la población cinegética con su actividad y, además, generarían ingresos con la venta de piezas con los que abonar los daños a los propietarios de las fincas afectadas por los animales salvajes. Sin embargo, por ahora el Principado deberá seguir asumiendo el pago de los daños a través del presupuesto regional.

 

Polémica con el guarda mayor

Asimismo, el nombramiento de un nuevo guarda mayor en Villaviciosa ha avivado aún más la polémica entre los aficionados a la caza. Y es que Marcelino Rebollar Batalla figura como socio en los listados de la Sociedad de Cazadores El Portal, algo que no ha sentado nada bien entre los miembros de las otras dos asociaciones, temerosos de que puedan producirse tratos de favor hacia el colectivo o irregularidades.

El conflicto entre Cuatro Jueces y Fuentes con El Portal se remonta a hace varios años, pero desde que el Principado inició en marzo de 2012 el proceso adjudicación de los cotos se ha recrudecido. Las dos primeras sociedades denunciaron a la primera por falsedad documental y a la Consejería de Agroganadería por prevaricación, a la que acusan de tener trato de favor hacia El Portal.

Deja un comentario