La caza dispara alto en Lumbier

Fuente: diariodenavarra.es

 

“Alegra ver aquí tantos jóvenes, puesto que el perfil del cazador es cada vez de gente más mayor. Hoy, los chavales tienen muchas alternativas. La caza y la pesca son actividades a promocionar en el siglo XXI, que algunos ven conflictivas, pero que pueden ayudar a que no se abandonen los pueblos y a sacar un rendimiento al campo de forma respetuosa”. Con estas palabras se inauguraba la II Feria de caza, pesca y ocio de Lumbier-Navarra, y las pronunciaba uno de los principales defensores de esta actividad: Juan Delibes, director del canal Caza y Pesca de Digital +.

 

Más de 4.000 personas se dieron cita en la primera de las dos jornadas programadas para este año, en un día con sol y hasta 20 grados de temperatura. “Después de lo que llovió el año pasado, nos tocaba buen tiempo”, señalaba el alcalde, Mauro Gogorcena, por la mañana. El Ayuntamiento de Lumbier organiza esta cita junto con la Asociación de Resakadores y Perreros de Navarra. “Estamos detrás 8 cazadores y 8 meses de trabajo, y colaboran para la organización unos 100 voluntarios”, destacó por su parte Aritz Lareki Burguete, de los Resakadores. Alabó su trabajo Pruden Induráin, director del Instituto Navarro de Deporte y Juventud. 

La feria se dirige al público en general, y en particular a los 25.000 cazadores y 23.000 pescadores navarros con licencia. Se cobra una entrada de 1 euro con derecho a participar en sorteos. El año pasado asistieron 7.000 personas entre los dos días. Las principales actividades se concentraban el sábado en las instalaciones del instituto y la cooperativa. Allí se repartían más de medio centenar de puestos ligados al mundo de la caza y la pesca, stands de alimentación, una exhibición de 370 perros de caza de hasta 52 razas, o una exhibición de corte con motosierra. 

“Esto es extraordinario. No pensaba que sería una feria tan grande”, afirmaba el cazador Cecilio Montero Moso, vecino de Ezcároz de 64 años. Caza jabalí, ciervo y corzo en el coto Olagaña del valle de Salazar. “Pasaré aquí todo el día, con hijos y amigos, y además de mirar, si nos gusta algo, lo compraremos”, aseguró. 

De algo más cerca llegó el también cazador Jesús Induráin Goñi, de 47 años y de Berroya (Romanzado). “Cazo jabalí y esta feria está muy bien. Es un punto de encuentro estupendo, y también para mostrar a la gente que no hacemos nada malo ni vamos contra la naturaleza”, apuntó. 

Los expositores de la feria llegaron de puntos de toda Navarra como Pamplona, Monreal, Leitza, Tafalla, Esquíroz, Arbizu, Huarte, Urdiáin, Sangüesa, Valdorba o Fitero, y también de otras comunidades autónomas como País Vasco, Cataluña, Valencia, Castilla La Mancha, Cantabria, Aragón, Castilla León, La Rioja, Andalucía o Asturias. 

En su puesto de complementos de caza y artesanía, Julio González Palomares, natural de Jaén, destacaba que “la organización es mucho mejor que la de otras ferias” en las que ha estado. “Están muy encima de ti y todo son facilidades”, aseguró. Cuestionado sobre su presencia en Lumbier, a 800 km de Jaén, afirmó que “hay que salir a buscar compradores, porque la vida está muy mala y ya no vienen a casa”. 

 

Perros a examen

La principal novedad de la feria de este año ha sido la celebración de uncertamen morfológico canino, en concreto la II Monográfica del Club Español del Azul de Gascuña, Gascón Saintongeois y Ariegeois. La primera edición fue en 1993, y este año se ha revitalizado el club y se ha retomado. “Han concurrido 40 perros de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Cataluña y Francia, de 5 razas. Son perros de rastro, para caza de conejo, liebre y jabalí. Se les dan puntos y una certificación según la morfología”, destacó Javier Arizcuren Pola, responsable del concurso, de la exposición canina y de las pruebas de traílla y suelta para perros de jabalí , en las que los animales deben seguir rastros.

 

Deja un comentario