Detectan un aumento de accidentes en la comarca provocados por la irrupción de corzos en la calzada

Fuente: farodevigo.es

 

El aparente aumento de la población de corzos en los montes de la comarca, tal vez a causa de alguna campaña de repoblación, comienza a tener repercusiones en la circulación por las carreteras. Dos de estos animales, poco frecuentes hasta ahora en latitudes próximas al mar, sorprendieron en plena calzada a primera hora de la tarde del viernes a un conductor que circulaba por la N-554 en Vilaboa y no pudo esquivar a los corzos. Uno de ellos, un macho, murió a causa del impacto y el otro ejemplar, al parecer una hembra, logró escapar.

 

Este accidente, en el que el conductor no sufrió daños, se suma a otros parecidos ocurridos en las últimas semanas. Hace unos días se producía el atropello de otro corzo en Barro y a principios de mes también moría uno de estos cérvidos en la carretera Clara Campoamor que conduce al campus vigués, muy cerca del casco urbano.

En el caso de Vilaboa, el accidente ocurrió en el kilómetro 3 de la N-554, a la altura de Santa Cristina de Cobres, según apuntó Protección Civil, que acudió al lugar, junto con agentes de la Guardia Civil. El cuerpo del corzo fue recogido poco después por agentes de la Xunta. Según indicaron vecinos de la zona, al parecer la Xunta procedió recientemente a solar un grupo de estos cérvidos en el entorno de las salinas de Vilaboa. En concreto se trataría de un macho (el que falleció ayer) y tres hembras, todos ellos equipados con chips para su seguimiento, de ahí que fueron recogidos poco después.

No obstante, otros testigos apuntan a que pudieran proceder de la zona del Lago de Castiñeiras. En cualquier caso, la presencia de estos corzos muy cerca del mar causó ayer notable extrañeza entre los vecinos, ya que su hábitat natural se localiza en bosques y praderas más alejadas de la civilización. Se trata de animales que alcanzaron hasta 75 centímetros de alto y entre 20 y 30 kilogramos de peso; los machos como el muerto ayer presenta cuernas pequeñas de tres puntas.

Deja un comentario