Denunciados cuatro furtivos tras ser sorprendidos con rifles de caza mayor en La Parrilla y Aguasal

Fuente: elnortedecastilla.es

 

Patrullas del Seprona de la Guardia Civil de Peñafiel y Medina del Campo han presentado denuncia en los últimos días contra cuatro furtivos a los que sorprendió en los términos municipales de Portillo y Aguasal, en la provincia de Valladolid, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

 

Dos de ellos fueron interceptados por una patrulla del Seprona de Peñafiel tras localizar inicialmente, entre La Parrilla y Portillo, un cebadero de jabalí cebado de maíz y manchado de aceite.

Realizadas las pesquisas pertinentes, la noche del pasado día 20, durante una vigilancia en la zona, los agentes localizaron en las inmediaciones del cebadero a un turismo que circulaba por caminos parcelarios, iluminando las laderas y parcelas con una linterna de led de largo alcance, la que suele utilizarse para localizar piezas de caza.

El vehículo fue interceptado por los guardias en el paraje denominado ‘Pilón del Campo’, en Portillo, y tras identificar a los dos ocupantes se incautaron de un Rifle marca Sauer de calibre 300 WIN, montado, municionado y listo para su uso.

Por su parte, la patrulla del Seprona de Medina del Campo tenía sospechas de que en la zona del ‘Pinar de Ordoño’, junto al río Eresma, se estaba ‘furtiveando’, ante lo cual se establecieron los servicios de apostadero encaminados a la localización de los autores de dichas acciones.

Como resultado de estos apostaderos, sobre las 23.30 horas del día 23 de mayo, los agentes escucharon varias detonaciones características de disparos de munición metálica de arma de caza mayor.

Una vez reconocida la zona, fue interceptado un vehículo que circula con las luces apagadas y ocupado por dos varones, uno de los cuales, el copiloto, portaba un rifle de caza mayor cargado, con munición introducida en la recámara, listo para ser usado y con una mira telescópica acoplada y a ésta una linterna de led. Además, conectado a la toma de corriente del vehículo, fue hallado un foco de gran potencia y largo alcance.

En ambas intervenciones la Guardia Civil formuló actas-denuncias a la Ley 4/96, de 12 de julio de Caza de Castilla y León y decomisó las armas para su depósito en la Intervención de Armas de Valladolid.

 

 

Deja un comentario