La Comunidad se decide a firmar el programa de recuperación del lince

Fuente: lospiesenlatierra.laverdad.es

 

El lince ya tiene todas las bendiciones administrativas de la Comunidad Autónoma: el Consejo de Gobierno aprobó ayer la firma del convenio con la Junta de Andalucía para participar en el proyecto europeo Life Iberlince, que tiene como objetivo recuperar y crear nuevas poblaciones de este amenazado felino en áreas del sur de la península donde tuvo presencia histórica.

El programa, con vigencia hasta 2016 y un presupuesto récord de 34 millones de euros –es el Life mejor dotado económicamente–, arranca con cierto retraso por las dificultades económicas de Murcia y Castilla-La Mancha, que ponían en entredicho la participación de estas autonomías. El resto de socios beneficiarios son –junto a Andalucía, que lidera el proyecto–, Extremadura y Portugal, además de varias asociaciones ecologistas, de cazadores y propietarios.

La participación de Murcia cuenta con un presupuesto de 498.950 euros, cofinanciado entre la Consejería de Presidencia, que aporta 199.580 –el 40%–, y la Unión Europea, que paga el 60% –299.370 euros–. Bruselas, a través de la Junta de Andalucía, ya adelantó 119.748 euros a la Comunidad hace algo más de un año –el 40% de su aportación– para que iniciara los trabajos de campo, aunque el dinero no se gastó porque la Dirección General de Medio Ambiente no puso en marcha los estudios de espacios naturalessusceptibles de ser utilizados como futuras áreas de reintroducción.

La firma del acuerdo pone fin a la incertidumbre y supone la reactivación de un proyecto ambiental muy ambicioso por la relevancia de la especie –el ‘Lynx pardina’ pasa por ser el felino más amenazado del mundo– y sus objetivos: crear poblaciones en zonas donde desapareció hace décadas para disponer en un futuro de nuevos grupos reproductores que estén conectados mediante pasillos naturales. Esta estrategia serviría para combatir la endogamia de la especie, que se concentra fundamentalmente en dos núcleos, Doñana y Sierra Morena, con un total de 309 ejemplares según el último censo.

 

Pese a que aún no está decidido en qué zona de la Región podrían ser liberados ejemplares de lince –procedentes del programa de cría en cautividad–, el director del proyecto Life, Miguel Ángel Simón, está muy interesado en comprobar la viabilidad del Altiplano. Dentro de unos días visitará Yecla para analizar la calidad ambiental de una zona de 35.000 hectáreas que incluye también terrenos de Jumilla y localidades limítrofes de Castilla-La Mancha. La plataforma ciudadana Yecla, Tierra de Linces desarrolla una intensa campaña de sensibilización entre la población de la comarca, en la que han participado expertos como Miguel Delibes de Castro y el propio Miguel Ángel Simón, para favorecer la aceptación social del felino, en el caso de que finalmente fuera reintroducido.

Deja un comentario