Secuestran a 26 cazadores qataríes en Irak, entre ellos miembros de la familia real

Un centenar de hombres armados ha secuestrado a 26 qataríes que se encontraban cazando en el sur de Irak, en una zona desértica cercana a la frontera con Arabia Saudí. Entre los secuestrados se contarían miembros de la familia real qatarí, según ha informado elmundo.es.

“26 cazadores qataríes han sido secuestrados a las 3.00 horas locales por hombres armados sin identificar”, ha asegurado a AFP un oficial de policía de la provincia de Mouthanna, donde ha tenido lugar el secuestro.

Un funcionario local ha confirmado el número de secuestrados, sin especificar su nacionalidad. “Hombres armados a bordo de decenas de vehículos todo terreno han atacado el campamento de los cazadores qataríes” en plena noche, ha precisado.

Según estas fuentes, entre los secuestrados se encontrarían miembros de la familia real qatarí. Por su parte, el Ministerio de Exteriores qatarí ha confirmado este miércoles que su Gobierno trabajaba con las autoridades iraquíes para encontrar sanos y salvos a los secuestrados, según informa Reuters.

En un comunicado recogido por la agencia estatal QNA, el Ministerio de Exteriores qatarí asegura que el grupo de cazadores había entrado en Irak con un permiso oficial del Ministerio del Interior iraquí. De hecho, entre los secuestrados se contaría al menos a dos oficiales iraquíes encargados de la seguridad de la expedición de cazadores.

Irak, al igual que Pakistán y Afganistán, se ha convertido en destino habitual de ricos ciudadanos de los países del Golfo Pérsico, que viajan para practicar lacaza tradicional con halcón, evitando así las restricciones normativas de sus países de origen en lo que a cantidad de piezas y especies protegidas se refiere.

Las zonas de mayoría chií del sur de Irak mantienen cierta hostilidad contra los países del Golfo, de mayoría suní, especialmente por su implicación en la guerra de Siria.

Se da la circunstancia de que, el pasado mes de septiembre, un grupo de 18 trabajadores turcos fue secuestrado en Bagdad por un grupo de hombres armados, aunque posteriormente fueron puestos en libertad. El secuestro fue reivindicado por un grupo armado poco conocido llamado Al Mowt Furaq[Escuadrones de la muerte].

Publicado en elmundo.es.

Deja un comentario