Satisfacción del sector al superar la Ley de Caza de CLM los escollos nacionales

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicó ayer el acuerdo adoptado el pasado 3 de noviembre entre el Estado y la Junta de Comunidades por el que quedan resueltas las discrepancias que generó la Ley de Caza regional entre ambas administraciones tras su aprobación a principios de año.

En concreto, según publica hoy latribunadeciudadreal.es, la Junta se compromete a promover la modificación de dos apartados del artículo 8 de la norma, que hace referencia a la responsabilidad por daños causados por especies cinegéticas en terrenos públicos.
Para Juan Caballero (Ática) y Luis Fernando Villanueva (Aproca), la resolución es la «demostración» de que el Ministerio «se había excedido» al poner en el punto de mira hasta once artículos de la ley autonómica con los que mostró su desacuerdo y que ahora quedan reducidos a modificados de los apartados 2b y 3 del artículo 8.
«La ley establece que los daños sean responsabilidad de la entidad o administración a la que competa la zona de seguridad, y el Ministerio considera que es competencia del Estado dictaminar la responsabilidad y eso no tenemos problema en que se modifique», apuntó Caballero. Sin embargo, según las asociaciones de cazadores, hay zonas de seguridad como autovías y carreteras que pertenecen a la Junta o la Diputación y, por lo tanto, la ley debería seguir estableciendo esta diferencia de responsabilidades; del mismo modo que es responsabilidad regional los daños que se causen en cotos a los que «por las causas que sean» no se les concedió permiso de caza.
«Nosotros intentaremos que este artículo se quede como está cuando toque revisarlo porque es un tema que preocupa a muchos propietarios de explotaciones, sobre todo de Guadalajara y Cuenca, donde se están produciendo grandes daños a los que sus responsables no pueden hacer frente, y que están provocando su desaparición», explicó Villanueva.
No en vano, y salvo este artículo que la Junta intentará modificar a partir de ahora buscando el mayor consenso, Villanueva y Caballero señalaron su «satisfacción» al demostrarse que la ley no contraviene normativa alguna de carácter ambiental «tal y como vienen denunciando los ecologistas desde su aprobación».

Modificación de la ley
Por lo que respecta a las reuniones que el sector cinegético, Administración regional y grupos ecologistas están manteniendo para modificar la actual Ley de Caza, por el momento sólo se ha visto el bloque correspondiente a capítulos 1, 2 y 3, aunque la Junta confía en tener un borrador en febrero. «Que la próxima temporada tengamos una ley modificada me parece difícil y un reglamento imposible, si se tiene en cuenta que lo que buscan los ecologistas es que la caza desaparezca», señaló Caballero.

Publicado en latribunadeciudadreal.es

Deja un comentario