La exportación de armas baja a 1.953 millones, un 19,6% menos que en 2011

Fuente: EFE

 

España exportó armamento el pasado año por un valor de 1.953,5 millones de euros, un 19,6 por ciento menos que en 2011, siendo la venta de aeronaves y buques de guerra los productos “estrella”, y Australia y Venezuela los principales países de destino.

 

Así lo refleja el informe sobre exportación de material de defensa, otro material y doble uso del año 2012, presentado hoy por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, en la Comisión de Defensa del Congreso, donde ha anunciado una nueva regulación en el ámbito del comercio exterior con terceros países para las armas de fuego de uso civil, para desarrollar el Tratado de Comercio de Armas de la ONU, que firmó España el pasado lunes.

En su presentación del informe, García-Legaz ha concretado que las expediciones a los países de la UE representaron un 38,2 por ciento del total, con valor de 746,3 millones, frente a 589,1 millones en 2011.

Las exportaciones a Australia y Venezuela representaron 688,1 millones y los envíos a Polonia 81,2 millones, que se materializaron en tres aeronaves de transporte de tropas y mercancías y en munición de artillería.

En primer lugar se situó Australia, con 505,7 millones de euros y un 25,9 por ciento, materializados fundamentalmente en un buque de proyección estratégica.

A Venezuela se exportó por un valor de 182,4 millones en envíos básicamente de un patrullero oceánico de vigilancia, bloques para la construcción de un buque de vigilancia del litoral y diversos juegos de herramientas, consumibles y repuestos para cañones instalados en patrulleros oceánicos de vigilancia de la zona exclusiva económica.

Según ha detallado García-Legaz, los países OTAN absorbieron un 44,3 por ciento de las exportaciones, con 865,5 millones de euros, siendo las principales las enviadas a EEUU, con 91,2 millones y Turquía, con 31,6 millones.

Según el secretario de Estado las exportaciones realizadas supusieron un 25,4 por ciento de lo autorizado (7.694,5 millones de euros), debido a que en 2012 se autorizó una licencia para exportar a diversos países aviones militares de transporte por valor de 4.602 millones, además de una licencia para la exportación a Omán 8 aviones de transporte por 600 millones, que no se materializaron ese año.

Por categorías de productos, destacaron las exportaciones de “Aeronaves”, con 763,2 millones (39,1 por ciento del total y “Buques de guerra”, con 688,5 millones de euros (35,2 por ciento).

Asimismo García-Legaz ha explicado que durante 2012 hubo siete denegaciones de operaciones de exportación, entre ellas una licencia de exportación temporal a Libia para realizar una demostración de un avión de transporte militar.

Otras tres denegaciones se aplicaron a envíos a Bahrein, consistentes en gafas de visión nocturna, un sistema de observación y diversos sistemas de tiro destinados a torretas móviles, y a Costa Rica, consistentes en pistolas y revólveres.

El informe también apunta que las exportaciones realizadas de material policial y de seguridad ascendieron a 3,5 millones de euros, teniendo como destinos Perú (1,9 millones), Túnez (1,1 millones), Venezuela (0,4 millones) y Brasil (40.500 euros).

Respecto a las operaciones de armas de caza y deportivas (escopetas de caza, cartuchos y sus piezas y recambios), las exportaciones ascendieron a 34,5 millones, frente a 46,9 millones en 2011, y el destino principal fue EEUU, con 6,4 millones de euros.

Hubo trece denegaciones de exportaciones de otro material, todas ellas de armas de caza y deportivas, en 2012, entre ellas a Canadá, Guinea Ecuatorial, a la región de Kosovo (Serbia), Bielorrusia, Mali, Argentina, Andorra y EEUU.

Respecto a las exportaciones de productos y tecnologías de doble uso, el informe indica que aumentaron respecto a 2011 y alcanzaron 234,1 millones de euros, frente a los 99,4 millones del año anterior.

El primer destino fue EE.UU, con 91,4 millones de euros y un 39,1 por ciento.

Todos los grupos parlamentarios coincidieron en advertir al Gobierno que no baje la guardia en el control de las exportaciones y pidieron que la crisis económica no sirva de excusa para aflojar la vigilancia y el cumplimiento de la legislación.

Joan Tardá, de ERC, ha criticado la venta de armas a países de Oriente Medio y norte de África, así como a Venezuela.

Irene Lozano, de UPyD, y Jordi Xuclá, de CiU, ha coincidido en que España dispone de una buena ley y se han felicitado por la firma del Tratado de comercio de armas de la ONU.

 

Luis Tudanca, del PSOE, ha pedido más explicaciones a algunas de las autorizaciones y denegaciones de exportación, entre ellas a Bahrein, y ha avanzado que su partido solicitará que se incluya la exportación de armas en la Ley de Transparencia que tramita el Congreso.

Deja un comentario