Archivada una denuncia judicial contra un cazador que disparó contra un oso

Fuente: leonoticias.com

 

Un auto del Juzgado Número 1 de Cervera de Pisuerga ha dictado el sobreseimiento de una denuncia de la Fundación Oso Pardo, Ecologistas en Acción, y la Plataforma en Defensa de la Cordillera Cantábrica contra un cazador que disparó e hirió presuntamente a un ejemplar de oso el pasado 14 de octubre de 2012 en una batida de jabalí, según informó hoy la cadena Ser. El plantígrado nunca fue localizado pese a una larga e infructuosa búsqueda de meses por parte de técnicos de la Junta.

 

La resolución judicial, que no es firme y puede ser recurrida, indica que el cazador -que reconoció tras ser identificado que había abatido al animal- pudo confundir a un plantígrado de tamaño medio con un jabalí de tamaño grande, a lo que pudo unirse el color marrón del osezno, más claro de lo habitual, la posición de cabeza agachada en el momento del disparo y la gran cantidad de vegetación de la zona. Por ello, el juzgado no ve responsabilidad penal y sí la posibilidad de un hecho imprudente.

La  Consejería de Fomento y Medio Ambiente lleva meses investigando lo sucedido en la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas y buscan al mamífero que presuntamente fue herido para llevarle a un centro y curarlo, habiendo perdido su rastro. El cazador que presuntamente disparó por error participaba en una montería de jabalí en la pedanía de Vañes, perteneciente al término municipal de Polentinos, ubicado en la Montaña Palentina.

El juzgado entiende que en la cacería en la que se produjo el suceso se cumplieron todas las medidas de seguridad pertinentes, comprobando días antes que no había ejemplares de oso pardo en la zona, mientras los ecologistas apuntan que es un espacio natural restringido a las monterías por la presencia del plantígrado. El auto de sobreseimiento determina además que el cazador disponía del permiso para participar en la batida de jabalí y que contaba con experiencia.

Sin rastro del oso

En el dispositivo puesto en marcha para buscar al oso presuntamente herido  participaron, además de técnicos de la Fundación Patrimonio Natural, celadores y agentes medioambientales, veterinarios del parque de la naturaleza de Cabárceno (Cantabria) y miembros de la patrulla oso del Principado de Asturias, sin que hasta llegar el invierno apareciese el plantígrado.

En su día se tomaron todas las medidas de precaución para  garantizar la seguridad de las personas que participaron en la búsqueda, así como de las personas que pudieran merodear por la zona. Se movilizaron sin suerte equipos técnicos y humanos para facilitar el traslado del ejemplar del oso, así como los tranquilizantes necesarios para evitar que el plantígrado pueda sufrir durante su apresamiento. 

 

 

Deja un comentario