“En las zonas rurales esta es la actividad más concurrida”

Fuente: elalmeria.es

 

El delegado provincial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Manuel Ortiz Bono, destaca la importancia cinegética en la provincia, “donde la actividad se ha consolidado como una de las más concurridas de las zonas rurales en los meses de otoño e invierno, compartiendo escenario con la puesta en campo de una gestión que permite un aprovechamiento racional y sostenible, un control de las poblaciones, y una correcta proliferación de las especies de caza”.

Ortiz Bono recordó que “la gestión de la caza se ha convertido en los últimos años en un motor que permite el mantenimiento de la fauna cinegética e incluso sirve de ayuda a la evolución de las especies”. 

El delegado es consciente de que aunque la actividad no es un revulsivo tan importante para la economía de los pueblos, sí es un complemento más a tenor de la proliferación de iniciativas enfocadas a esta temática como por ejemplo la elaboración de embutidos y gastronomía basada en carne de caza, jornadas temáticas o incluso turismo rural que ofrece rutas a la sierra para ver berrear a los ciervos en los meses de septiembre y de octubre. 

Para entender la importancia social de la actividad cinegética en la provincia basta reseñar el número de almerienses que la practica, que asciende a 39.815, según los datos que maneja la Delegación provincia de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, y cuya extensión de terrenos es de 652.990 hectáreas, nada menos que el 74% de la superficie provincial. Almería cuenta en la actualidad con 670 cotos de caza repartidos por el territorio, de los que 669 se destinan principalmente a la caza menor y 61 a la caza mayor. 

La actividad cinegética es uno de los recursos más importantes del medio natural almeriense, que por su arraigo y extensión, se ha constituido como un formidable instrumento para la conservación del medio rural. Las transformaciones efectuadas en su explotación y gestión la han convertido en un aprovechamiento natural renovable con una importante repercusión social, económica y turística, que contribuye al desarrollo. 

 

Similar importancia están adquiriendo otras actividades que están directamente relacionadas con la naturaleza y con el medio ambiente como por ejemplo la micología, que muchos municipios de la provincia como Abla, Sierro, Padules o Bayárcal, entre otros, han adoptado como un nuevo yacimiento de empleo y de obtener beneficios con la organización de jornadas, talleres, degustaciones, siembras o incluso el mantenimiento de cotos municipales como el que hay en la parte almeriense de Sierra Nevada, en pleno Parque Natural.

Deja un comentario