Más tiempo para disfrutar de la caza

Fuente: diariovasco.com

 

Una de las grandes reivindicaciones de los cazadores vascos tiene los días contados. A finales de año, la nueva Ley de Montes verá la luz y con ella más tiempo para disfrutar de la caza en contrapasa de las palomas torcaces, que hoy en día solo está permitida hasta el 31 de enero cuando en el resto de comunidades autónomas se alarga hasta uno o casi dos meses más.

Serán las Diputaciones quienes armonicen una fecha para el País Vasco. «Es todo un logro después de 25 en lucha», señalaba ayer durante la celebración del día del Cazador y Pescador el presidente de la Asociación para la Defensa del Cazador y del Pescador (Adecap), Juan Antonio Sarasketa. La cita, a la que acompañó el buen tiempo, reunió en las campas de Zumeltza de Dima a unos 100.000 aficionados a la caza y pesca, según los datos ofrecidos por la organización.

La futura Ley de Montes, en la que ha trabajado la Oficina Nacional de la Caza que preside también Sarasketa y que está compuesta por el 80% de las federaciones nacionales, promete revolucionar el mundo de la caza al atender algunas de las reivindicaciones históricas del sector. Así, no solo podría ampliar en mes o mes y medio esta práctica cinegética, sino que evitará que los cotos de caza dejen de ser responsables de los accidentes de tráfico y daños a la agricultura que provoquen los animales silvestres presentes en sus territorios. La medida supondrá un ahorro importante, ya que solo en Euskadi se producen medio millar de siniestros causados por animales. Según Sarasketa, los costes sufragados han obligado a muchos cazadores a abandonar la práctica deportiva «provocando que la población de estos animales -principalmente jabalíes y corzos- se multiplique por 40», siendo necesario un plan de gestión de caza.

«Estamos contentos y esperanzados. Y aunque no ha sido fácil y nos ha costado años de lucha, ha merecido la pena. Sin duda es un año de logros», matizó el histórico cazador, quien reclamó acto seguido «una justicia digna». Consciente del poder del colectivo, Sarasketa amenazó a los partidos políticos que se opongan a esta reivindicación a los que se enfrentarán «con toda la fuerza de la que somos capaces y que ya hemos demostrado».

 

Productos fitosanitarios

Otro de los avances que han germinado en el «espíritu de Dima», como él mismo denominó, es el Listado de Buenas Prácticas Agrícolas, que estará listo el próximo mes y que permitirá un control exhaustivo de los productos fitosanitarios causantes en la última década de la pérdida del 70% de la población de perdices en el Estado. En Euskadi, solo en Álava se mantiene la especie donde apenas es testimonial. Según el estudio elaborado por el Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC), las perdices se mueren al ingerir la semilla de cereal y maíz tratada con determinados fungicidas e insecticidas.

Tras dos décadas denunciando este hecho, hace apenas unos meses se ha prohibido la utilización en España de ‘imidacloprid’, uno de los fitosanitarios de mayor toxicidad sobre las perdices y que se utilizaba en semillas con el objetivo de evitar el mal del pie. «Todavía quedan varios productos por eliminar pero estamos en ello», matizó Sarasketa.

Asimismo, el Listado de Buenas Prácticas Agrícolas incluye una normativa para pequeños predadores como el zorro o picarazas, especies en recuperación, cuyo hábitat ha sido eliminado por malas prácticas en la Agricultura. Precisamente esta restauración del medio ambiente es otro de los objetivos que se lograrían con la eliminación de actividades como «la quema de rastrojos, la retirada de la paja o la práctica de un pastoreo extensivo». Este decálogo de buenas prácticas agrícolas será de obligado cumplimento para los productores beneficiados de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC). «Si no se cumpliera, iremos a Bruselas», afirmó el representante.

Hubo tiempo para homenajes. Entre otros se recordó el nombre de Valentín Baños, que falleció este año cuando intentaba rescatar a su perro que cayó a un pozo, o a Ignacio Beristain, que perdió la vida tras caer desde una altura de diez metros cuando se encontraba solo en un puesto de caza de Gaintza. También a Marcos Ortiz de Lejarazu, que durante cuatro décadas ha presidido la Asociación de Sopuerta, además de reconocer el trabajo de colectivos como la Sociedad de Caza y Pesca Ollagorra de Bergara, Sociedad de Caza y Pesca Behar-zana de Villabona.

 

Los premios fueron entregados por la diputada de Agricultura en Bizkaia, Irene Pardo, el director general de Ganadería y Agricultura del Gobierno Vasco, además de representantes de Adecap y Adecap-Gaztea.

Deja un comentario