Un movimiento de jóvenes por la caza a nivel estatal

Fuente: diariovasco.com

 

Los jóvenes cazadores siguen en el punto de mira. Constituida hace apenas cuatro años, Adecap-Gaztea acaba de poner en marcha un movimiento de ‘Jóvenes por la caza’ que aglutina a una docena de asociaciones a nivel estatal. La Asociación busca ser un punto de encuentro de la juventud aficionada a esta actividad y un espacio del que salga un relevo generacional para las federaciones provinciales.

 

Ese es precisamente el caso de Iker Hidalgo, lekeitarra de 25 años que después de tres años como representante de Adecap-Gaztea acaba de ser nombrado Presidente de la Federación Vizcaína de Caza. Ayer, junto a Hidalgo, actual presidente de la alavesa, y Mikel Barrios, representante de Adecap-Gaztea, fueron testigos de que en la caza «sí existe relevo generacional, gente joven dispuesta a trabajar de manera altruista». Hidalgo, que se afilió a Adecap para reivindicar la contrapasa, afronta los próximos cuatro años al frente de la federación vizcaína con el objetivo de incrementar el número de federados y mejorar los servios que se les oferta. En Bizkaia hay más de 16.000 licencias y solo 2.600 federados. Sin embargo, esta cifra, tras un periodo de estancamiento, parece resurgir. En el último año han aumentado un 20%, apuntó Hidalgo.

 

Para potenciar este despunte, la Federación aplicará descuentos en puestos de caza y otras actividades, y desde este mismo año está visible en Facebook. «En Bizkaia hay futuro, mucha gente joven aficionada a la caza motivado en parte porque la práctica de este deporte no es cara -entre 3 y 7 euros el día- y por el arraigo de esta afición en las zonas rurales», indicó el presidente. Hasta él se acercó ayer Fermín Tejedor, de 80 años y presidente de la Sociedad de Caza y Pesca de Barakaldo desde hace 40. Tejedor pidió el relevo y felicitó la «valentía» de los jóvenes que como Hidalgo hacen posible este deporte. La Asociación es una de las más grandes de Euskadi con alrededor de 250 socios, la mitad que en los mejores tiempos.

Deja un comentario