La nueva zona, una sorpresa relativa para Medio Natural

Fuente: elcorreo.com

No era algo deseado, pero la zona del Alto Iregua estaba en riesgo de sufrir ataques de lobos desde hace tiempo, tal como reconoce el director general de Medio Natural, Miguel Urbiola. «En los inventarios forestales ya se había detectado indicios, desde hace igual veinte años, de la presencia de lobos en la zona, pero quizá por el tipo de pastoreo en Villoslada, muy cercano al pueblo, nunca se habían producido los ataques», afirma Urbiola, que va más allá en sus explicaciones: «El lobo puede andar en una noche muchos kilómetros, unos treinta, así que teniendo en cuenta la orografía de Soria, La Rioja y Burgos se está expuesto a su acción no solo en el Alto Najerilla, que era lo más frecuente hasta ahora».

El director de Medio Natural insiste en que el protocolo está funcionado aunque no descarta que puedan efectuarse mejoras. «Estamos hablando con los representantes ganaderos para buscar soluciones imaginativas consensuadas, que sean justas y razonables, de cara a incluir en las partidas agroambientales que va a recoger el nuevo Plan de Desarrollo Rural que estamos redactando y que entrará en vigor en 2014», admite.

Respecto a las medidas para resolver el conflicto lobo-ganadería, Miguel Urbiola aboga seguir trabajando en un «equilibrio inestable razonable».

Posibles batidas

Desde el Ayuntamiento de Villoslada, por ejemplo, ya se les ha solicitado llevar a cabo batidas controladas de lobo. «Este punto ya se ha autorizado en otras ocasiones, en las épocas de caza designadas y para aquellos territorios aprobados por la Reserva Regional de Caza Cameros-Demanda. Por eso, en lo referido a Villoslada se estipulará lo que sea adecuado según indique el Plan Cinegético», afirma Urbiola.

 

Lo cierto es que el lobo está considerada una especie cinegética en los territorios situados al norte del río Duero, no así al sur, por lo que puede ser cazado en batidas autorizadas.

Deja un comentario