El Parque abona la mitad de los expedientes por los daños causados por la fauna salvaje en 2012

Fuente: lne.es

El Parque Nacional de los Picos de Europa ha abonado 18.600 euros a algunos de los ganaderos cuyas cabañas sufrieron daños por acciones del lobo y el jabalí durante el año pasado. Esa cantidad, según las autoridades regionales, se corresponde sólo con la mitad de las reclamaciones realizadas en 2012 por los ganaderos. Pese a que las autoridades del Parque habían anunciado hace tres años que se pagarían los daños en sesenta días, el plazo medio de tramitación de las compensaciones económicas se sitúa en nueve meses.

El parque nacional ha realizado un primer pago de casi 18.600 euros a los ganaderos afectados por los daños de la fauna silvestre durante 2012 en el interior de la zona asturiana de ese espacio protegido. La orden de pago se tramitó el pasado 27 de junio y esta misma semana los ganaderos están recibiendo el abono de las indemnizaciones correspondientes.
Según el Gobierno del Principado, que cogestiona el Parque junto a Cantabria y Castilla y León, con este primer pago se ha atendido prácticamente el 50 por ciento de las reclamaciones realizadas el pasado año en los Picos de Europa y que se corresponde con veinte expedientes (16 por daños de lobo y 4 de jabalí). Aún quedan otros veinte expedientes por resolver, de los cuales once obedecen a daños de lobos y nueve de jabalí. En total, quedan 9.233 euros pendientes de liquidación, cuyo pago se efectuará en las próximas fechas. Claro que muchos ganaderos afectados ni siquiera denuncian los daños, precisamente por la tardanza en los cobros o porque desperdigados por los lobos no se hallan restos de los animales domésticos.
El Gobierno asturiano destacaba ayer, a través de una nota de prensa, que con este proceso se ha rebajado «a nueve meses el plazo medio que transcurre entre la solicitud y el cobro de la indemnización». Añadían las autoridades regionales que el Parque pretende «mejorar la tramitación de los expedientes de daños con el objetivo de que el plazo medio se reduzca a seis meses».
El Ejecutivo regional se olvida así de las promesas para pagar los daños antes de dos meses. Para ello, el 23 de septiembre de 2012 el Ministerio de Medio Ambiente suscribía con la Caja Rural de Asturias un convenio para agilizar los pagos. Según aquel pacto, que nunca llegó a cumplirse, la Caja Rural adelantaría el dinero y posteriormente arreglaría cuentas con el Ministerio.

Deja un comentario