La subasta de caza de La Culebra recauda 49.100 euros

sierra de la culebra

La Agrupación de Entidades Propietarias de Terrenos con Derechos cinegéticos en la Reserva Regional de Caza de la Sierra de la Culebra subastó en 49.100 euros 16 de los 18 lotes de ciervo, lobo y corzo, publica laopiniondezamora.es.

Un lote de corzo y la montería al jabalí y al lobo quedaron desiertos por falta de aspirantes. Una subasta que el beneficiario de los dos lotes de lobo, un cazador madrileño, calificó de “un poco triste” aunque más que contento por acaparar buena parte de los lotes de ciervo. Los lobos se adjudicaron en 4.500 y 4.100 respectivamente.

El ciervo defraudó. De los seis lotes de tipo A1, los de mayor valor, cinco se adjudicaron en el mismo precio de salida, 4.500 euros. Solo el quinto lote animó las ofertas por un claro pique entre interesados, que elevó la cabeza a 5.600 euros. Los dos primeros lotes de ejemplares de ciervo A-2 se adjudicaron en el mismo precio de salida de 2.000 euros. Los otros dos lotes alcanzaron los 2.600 euros respectivamente por “un pique” entre dos pujadores. Los dos últimos lotes de ciervo C3 se quedaron como estaban, en 800 euros.

El tercer lote de corzo quedó sin adjudicar. El subastador y alcalde de Figueruela, Carlos Pérez Domínguez, se lamentaba de que el último lote, la montería al jabalí y al lobo, quedará desierto, y eso que intentó animar la participación desde el vino de entrada hasta una oferta para sacar el orujo y alegrar la mañana. “Pensaba que no iba a quedar ningún lote desierto” valoraba Carlos Pérez al finalizar la subasta.

El poco interés por la subasta puede estar motivado por la subasta que se hace en Internet, aunque ayer no hubo ofertas online ni por correo, como anticipó el alcalde de Otero de Bodas, David Ferrero, encargado de leer las condiciones de la subasta y las modalidades de caza. “Sabemos lo que hay. No son aquellos tiempos de los 14.000 euros por un ciervo” se lamentaba el alcalde. Como representante de uno de los municipios de la Reserva defendió la subasta “nosotros no queremos que desaparezca ninguna especie pero sí creemos que debe haber un censo que ni baje ni se dispare excesivamente. Que la gente que quiera ver el lobo pueda venir y disfrutarlo. También tenemos que proteger a los ganaderos que tienen aquí su cabaña y sufren todos los días daños porque el lobo le come ovejas. También hay que pensar que los ciervos se alimentan de lo que siembran los ganaderos para alimentar sus rebaños”.

Para los espectadores, las sospechas apuntaban a que los lotes estaban repartidos con antelación y es que la subasta se ventiló entre tres o cuatro interesados y algún despistado. Para algunos la solución es elevar los precios de salida y el que quiera un trofeo que lo pague. La condición de la reserva como cuartel único faculta a cazar en las 67.340 hectáreas de superficie la Sierra de la Culebra y beneficiarse de la labor de varios celadores simultáneamente buscando los mejores ejemplares.

Por su parte, el director técnico de la Reserva, Pedro Luis Ramos, subrayó los buenos resultados de la pasada temporada, tanto en la calidad de los trofeos como los cupos. Los ingresos “aumentaron un 20%. Eso da pistas de que se está remontando la crisis y que hay de nuevo un movimiento en el sector cinegético. Los ingresos totales por caza aumentaron algo más de 170.000 euros, vamos retomando cifras anteriores a la crisis”. A lo largo de esta temporada, conforme se ha ido aplicando el nuevo modelo de gestión, desde este nuevo modelo “una pequeña parte de los ingresos totales se quedan retenidos en el fondo de gestión, que sumado al fondo de mejora de los Montes de Utilidad Pública, van a permitir actuar en siembras en unas 50 ó 60 hectáreas, a mayores de todos los desbroces que se van a hacer”.

Esta actuación se extenderá a todos los cuarteles y se pretende “crear un superficie de alimentación para cérvidos, que por un lado favorezca la calidad de los animales que se puedan cazar, y por otro lado áreas querenciales lejos de los cascos urbanos y de las zonas de huertas donde puede causar daños agrícolas, y lejos también de las carreteras”.

Publicado en laopiniondezamora.es.

Deja un comentario