El Ayuntamiento de Velilla apelará la sentencia relativa al coto de caza

Fuente: diariopalentino.es

El Ayuntamiento de Velilla del Río Carrión apelará la sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo de Palencia que ha declarado nulo el acuerdo tomado por la Corporación Municipal en la sesión plenaria extraordinaria de marzo del pasado año en la que se aprobó la modificación de determinadas cláusulas del documento de formalización del contrato correspondiente al aprovechamiento cinegénito del coto de caza en terrenos que son propiedad del Consistorio norteño.

 

Para entender esta decisión hay que remontarse varios meses atrás, momento en que el Ayuntamiento de Velilla sacó a licitación pública la explotación del coto de caza interesándose por el mismo dos asociaciones de cazadores de la localidad y que finalmente se otorgó al Club Deportivo Velillense Fuentes Carrionas por un periodo inicial de nueve años y uno a mayores por no poder practicar la caza durante los primeros meses a causa del retraso en el proceso de adjudicación.

Esta decisión levantó cierta polémica al entender la Junta de Castilla y León que el Ayuntamiento velillense no tenía la capacidad administrativa de tomar esta decisión por lo que inició un proceso legal.

Una vez acatada esta sentencia a la que ha tenido acceso Diario Palentino y que fue comunicada hace días al Consistorio norteño, el abogado de la Diputación Provincial que defiende al municipio en este caso, apelará la decisión del Juzgado.

Reacciones

En este punto el alcalde de Velilla, Gonzalo Pérez, apunta a que, el Ayuntamiento, como propietario de los terrenos «algo tendremos que decir al respecto».

Y es que, asegura una vez más, que «no vamos a pagar los platos rotos de terceras personas ni pensamos perder 29.000 euros por un conflicto entre las partes implicadas en el que se ha buscado el beneficio personal del anterior adjudicatario en detrimento de los intereses del Ayuntamiento que, recordemos, representa a todos los velillenses».

 

Todo ello, sentencia el regidor, «por culpa del anterior beneficiario del coto que hizo que el proceso de licitación se prolongase siete meses cuando se podría haber solucionado en tan solo uno».

Deja un comentario