Caza de conejos a vista de rapaces

Fuente: laprovincia.es

Los aficionados a la caza con aves rapaces podrán practicar por primera vez esta actividad en Lanzarote en la nueva temporada cinegética, que se abrirá en agosto. El presidente del Club de Caza por Cetrería Tagorote, Marco Vergés, señaló: “Después de más de nueve años de reivindicaciones para que podamos entrenar y cazar con rapaces, por fin podremos hacerlo en la Isla en esta modalidad, que se lleva a cabo en Gran Canaria y El Hierro, además de otros sitios en España y medio mundo”. Una docena de cetreros podrán usar sus rapaces en la Isla para cazar.

Según Vergés, “los impedimentos que nos han puesto los cazadores tradicionales, quienes pensaban que los cinco cetreros que éramos entonces íbamos a extinguir toda la fauna, además de acabar con las especies protegidas e incluso con las palomas mensajeras, es lo que nos ha imposibilitado que podamos ejercer este deporte hasta ahora”.
El Gobierno de Canarias aprobó en diciembre de 2011 la práctica de la caza con cetrería en el archipiélago. La orden del pasa- do 2 de julio de la Consejería re-gional de Sostenibilidad, por la que se establecen las épocas há-biles de caza para el año 2013, así como las condiciones y limitaciones para su ejercicio en la comunidad autónoma, establece que los cetreros podrán cazar en Lanzarote los viernes y domingos comprendidos entre el 25 de agosto y el 27 de octubre (ambos inclusive), el conejo y la paloma bravía con ave rapaz y perro (muestra o podenco). Se deberá hacer de forma individual (no cetreros en cuadrillas) y se podrán capturar dos conejos y dos palomas bravías por día de caza.
No obstante, las fechas definitivas para el inicio de la veda están a expensas de la próxima reunión entre la Sociedad de Cazadores y los representantes de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo. En un principio, los cazadores pretenden ampliar los días de caza.
La actividad se autoriza en los mismos terrenos que el resto de cazadores, salvo en determinadas zonas protegidas de Lanzarote como las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y de paso y cría de aves como la hubara.
Tagorote es el único club cetrero de Lanzarote y la segunda sociedad de cazadores en importancia y número de afiliados.
Vergés niega que las capturas con rapaces sean “dañinas” para el medio ambiente. Subrayó que “esta es la modalidad de caza más ecológica, pues una rapaz caza sus presas de forma natural desde el puño de un humano”.
Dijo además que “en Lanzarote hay más de mil cazadores, con miles de perros, hurones y escopetas, que generan ciertos residuos y capturan el triple que lo que un ave podría, por lo que no podemos pensar que una docena de rapaces causen más impacto al medio natural, máxime cuando existen más de 70 halcones peregrinos salvajes censados en la Isla y cazan a diario para sobrevivir”.
Para la altanería (caza de pluma desde la altura), indicó Vergés, se utilizan los halcones peregrinos, sacres, gerifaltes o praderas. En el caso de la que se realiza desde el puño a ras de suelo, para conejos y alguna perdiz o codorniz, “se emplean, sobre todo, águilas de Harris, azores, gavilanes, cernícalos americanos, gavilanes de Cooper y alguna que otra águila pequeña”.
El precio depende de la especie, la crianza, características y sexo del animal (las hembras son casi el doble de grandes en algunas clases). Oscila desde los 250 euros de un cernícalo americano hasta los 2.000 de un halcón azor.

 

Deja un comentario