Los cotos privados de caza tendrán una superficie mínima de 500 hectáreas

Fuente: laopiniondezamora.es

El Consejo de Gobierno aprobó la modificación del modelo de las reservas regionales de caza que favorece el asociacionismo y la participación y clarifica la superficie mínima para constituir un coto privado de caza, que se situará en 500 hectáreas (250 cuando se trata de un sólo propietario) y se establece un mecanismo más ágil para la autorización de la caza en determinadas zonas de seguridad.

Así, se crea la Red de Reservas Regionales de Caza, que permitirá una mayor promoción nacional e internacional, se desarrolla un fondo de gestión de las reservas para garantizar su gestión y se define el permiso de caza como documento que habilita a cazar en la reserva garantizando el cumplimiento de las obligaciones. Mediante la modificación, se pasa a un modelo de cogestión en el que la Junta de Castilla y León asume la gestión técnica, mientras que los propietarios, la mayoría entidades locales, asumen el disfrute de las cacerías de acuerdo con un plan técnico anual elaborado por la Dirección General de Medio Natural previo informe de cada junta consultiva. Igualmente, se establece el sistema de distribución de las cacerías de tal forma que el plan técnico anual dividirá las reservas en cuarteles adjudicando en cada uno las cacerías entre los propietarios o titulares de derechos que impliquen el aprovechamiento cinegético que así lo soliciten, cuya propiedad dentro del cuartel supere las 25 hectáreas y en proporción a la superficie aportada al cuartel.

 

Deja un comentario