Denunciadas dos personas por cazar en época de veda en Belalcázar y carecer de licencia de armas

Fuente: europapress.es

La Guardia Civil ha denunciado a dos personas por cazar presuntamente desde el interior de un vehículo en época de veda, así como por carecer de licencia de armas y sacrificar un porcino fuera de matadero o bajo control veterinario en el coto denominado Zaragantal, ubicado en la sierra de Santa Eufemia, en el término municipal de Belalcázar (Córdoba).

 

   En una nota, la Guardia Civil ha informado de que la actuación ha tenido lugar como consecuencia de un operativo del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), desarrollado en torno a la prevención y lucha contra los incendios forestales, que efectivos de este servicio vienen realizando en época estival.

   En concreto, ha indicado que se ha desarrollado en la sierra de Santa Eufemia, tras detectar la patrulla del Seprona “un disparo de arma de fuego” procedente del coto denominado Zaragantal, ubicado en el término municipal de Belalcázar.

   Ante ello, “no constando la existencia de autorización para esta modalidad de caza y teniendo en cuenta que es época de veda para la caza mayor”, se ha establecido un punto de observación sobre el camino de acceso al coto, que ha permitido detectar un vehículo que se dirigía al lugar de control, cuyos ocupantes, “al detectar la presencia de los agentes”, efectuaron varios movimientos que resultaron “sospechosos” en su interior, “como tratando de ocultar algo en la parte trasera del vehículo”, por lo que se ha procedido a interceptar el vehículo para su inspección.

   Tras bajarse del vehículo sus dos ocupantes, que han resultado ser dos vecinos de Hinojosa del Duque de 24 y 64 años de edad, se ha podido apreciar como el conductor presentaba “las manos y pantalón manchados de sangre, sospechando que pudieran tratarse de los autores del disparo”.

   Así, se ha realizado un registro “más exhaustivo” del interior del vehículo, localizando en su interior, “oculto entre sacos vacíos de pienso”, el cuerpo sin vida de un cerdo común, sacrificado y eviscerado recientemente, que carecía de crotal y sello de matadero de origen, así como los restos de una cierva decapitada, eviscerada, desollada y con las pezuñas amputadas, con orificio de entrada de bala sobre la parte superior de la paletilla delantera izquierda.

   Asimismo, se han localizado varios cuchillos y una navaja, con restos de sangre y un soplete “de los utilizados para quemar las cerdas del porcino una vez sacrificado”.

   En los asientos traseros del vehículo, los agentes han encontrado una escopeta de caza, “desenfundada y preparada para el disparo con dos cartuchos de bala y un tercero insertado en la recámara”, un rifle de caza mayor provisto de visor, del calibre 300 Winchester Magnum enfundado, así como varios cartuchos del calibre 12, tanto de perdigones como de bala, una caja de cartuchería metálica del calibre 300 wm, y una vaina.

   Ante estos hallazgos, se ha procedido a la instrucción de los pertinentes expedientes de denuncia para los dos ocupantes del vehículo, por la comisión de infracciones a la Ley 8/2003 de Flora y Fauna Silvestres en materia de caza, al Reglamento de Armas y legislación sanitaria, por cazar desde interior de vehículo y en época de veda, carecer de licencia de armas y sacrificio de porcino fuera de matadero o bajo control veterinario, incumpliendo lo previsto en la Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio.

   Las especies de fauna silvestre y doméstica han sido intervenidas y destinadas a la destrucción “por incumplir las medidas higiénico-sanitarias”, que establecen las disposiciones reguladoras del sector, dando cuenta de los hechos a las Autoridades competentes en dichas materias. El resto de objetos y armas encontradas también han sido intervenidas.

Deja un comentario