El PAR urge a la DGA a elaborar un plan contra las plagas cinegéticas

El PAR urge al Gobierno de Aragón a elaborar un plan con medidas específicas para evitar los daños que causan a los agricultores las plagas de conejos, cabras y jabalíes, entre otras especies cinegéticas, según publica diariodeteruel.es.

Según explicó ayer la portavoz de Agricultura de la formación aragonesista en las Cortes de Aragón, Lucía Guillén, son 96 las localidades afectadas en toda la Comunidad Autónoma, “una barbaridad que hay que solucionar con la máxima urgencia”, apostilló.

“El que solamente en el Bajo Aragón haya siete localidades afectadas (Albalate, Azaila, Híjar, Vinaceite, Urrea de Gaén, La Puebla y Andorra), ofrece una idea de la magnitud del problema y de la urgencia de ofrecer soluciones”, indicó Guillén.

La propuesta aragonesista

El PAR recordó que recientemente impulsó en las Cortes de Aragón una propuesta para su debate en Pleno pidiendo al Gobierno autonómico que actúe. “Es preciso intervenir en una situación que en algunos municipios es insostenible y debe ser la administración quien lo haga con carácter general y no sólo improvisando ante las emergencias o peticiones de auxilio”, dijo Guillén. Por la dimensión del problema “urgimos a que se apliquen soluciones inmediatas”, instó.

Bajo el punto de vista del PAR, el plan sugerido “deberá establecer las medidas concretas y urgentes, a implementar a medio y largo plazo, para combatir los daños que sufren los cultivos de la Comunidad Autónoma derivados de las especies cinegéticas, y se desarrollará además en coordinación y colaboración con las organizaciones agrarias, los agricultores y las asociaciones de cazadores”.

Junto a ello, los aragonesistas proponen “”trabajar y participar en la elaboración y puesta en marcha de un convenio con ADIF y la Confederación Hidrográfica del Ebro para que se impliquen también en las estrategias de control de estas especies en las zonas de protección de autovías, carreteras, líneas férreas y, sobre todo, en el curso de los ríos donde la maleza hace ineficaces todas las medidas”.

Finalmente, la iniciativa incluye que el Gobierno aplique “la excepcionalidad en los campos agrícolas dañados por las especies cinegéticas, siempre que exista el informe de la OCA correspondiente que verifique que el daño ha sido causado por dichas especies, para que no influya negativamente en el cumplimiento de la condicionalidad exigida por la PAC”. Esta -explica el PAR- es una novedad reciente por la que se exige a los agricultores diversos requisitos con fines, entre muchos otros, como la conservación de hábitats, fauna y flora, que impediría determinados sistemas contra los animales y cuyo incumplimiento podría dar lugar a reducciones o a la anulación total de las ayudas directas de la PAC.

Publicado en diariodeteruel.es.

Deja un comentario