La ley gallega de bienestar animal permitirá usar perros en la caza

Los cazadores gallegos podrán seguir utilizando sus perros, tanto en las batidas como en el resto de actividades cinegéticas. O al menos no se lo impedirá la Lei de Protección e Benestar de Animais de Compañía, que en uno de sus apartados define el maltrato como «calquera conduta que ocasione directa ou indirectamente ao animal dor, sufrimentos ou danos innecesarios, tanto físicos coma psíquicos, ou a morte, sexa por acción ou omisión dolosa ou neglixentemente», según publica lavozdegalicia.es.

Este párrafo hizo saltar las alarmas entre la Mesa Gallega por la Caza, la Asociación de Caza Mayor de Galicia y de la delegación de la Asociación Española de Rehalas, que en sus alegaciones al anteproyecto de la Consellería de Medio Ambiente reclamó que este tipo de cánidos quedasen fuera del ámbito normativo, ya que no deberían catalogarse como animales de compañía.

En teoría, en cualquier batida un perro puede sufrir daños físicos o psíquicos, pero Medio Ambiente aclara que a los cazadores no se les aplicará la ley porque entiende que «non causan ou buscan de xeito intencionado ou dirixido un dano ao animal».

«Desde a consellería -matizan- estamos seguros de que os hipotéticos riscos para o animal, de producirse, nunca son causados intencionadamente ou neglixentemente polos cazadores». Desde la Xunta también entienden que la caza no debe suponer una actividad nociva o negativa para el animal, «aínda que, coma noutras moitas actividades nas que se utilizan cans, como salvamento ou detección de substancias perigosas, poidan existir riscos físicos». «Desde a Administración autonómica -añaden- estamos convencidos de que o 100 % do colectivo de cazadores está totalmente en contra do maltrato animal, sen ningunha dúbida». También precisan que en el marco normativo europeo sobre bienestar animal se incluye a «todos os animais da especie canina na categoría de animais de compañía, sen diferenciar a súa aptitude ou funcionalidade».

Fuentes de Medio Ambiente advirtieron que si es necesario se podrían incorporar en el texto definitivo, cuya fase de alegaciones concluyó ayer, matices para evitar malentendidos, ya que el objetivo es alcanzar el «máximo consenso posible».

Collares

En lo que no parece dispuesto a transigir la Consellería de Medio Ambiente es en la alegación en la que se pide la eliminación del uso de los collares de adiestramiento. Señalan en este sentido que «oso de colares de castigo, afogo ou eléctricos en cans está prohibido a nivel global según se van actualizando as normativas de protección animal, tendo en conta tanto os estudos científicos que así o demostran coma as directrices establecidas polas propias organizacións e gobernos promotores dos mesmos».

Publicado en lavozdegalicia.es.

Deja un comentario