El Seprona estudia la legalidad de los trofeos intervenidos a Roca

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil estudia la legalidad de casi un centenar de animales disecados intervenidos al exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca cuando estalló el caso Malaya, según publica eldiario.es.

Este estudio se está realizando a petición del Tribunal del caso Malaya, que pretende determinar si dichos animales, que pertenecen a la colección de trofeos de caza de Roca, son legales para venderlos en la web de venta de los bienes del cerebro de la trama de corrupción.

Durante los registros de las viviendas de Juan Antonio Roca, se encontraron expuestos numerosos trofeos de caza, entre ellos una cabeza de elefante y otra de un hipopótamo, además de una gran variedad de animales disecados, desde una hiena, un cervatillo o una jirafa, hasta un oso, un cocodrilo o un búfalo.

Patas y colmillos de elefante, alfombras hechas a partir de pieles de tigre o de oso polar, completaban la decoración de una sala de una vivienda de Roca y ahora pueden servir para que continúe el éxito de la web, que cada día aumenta su número de visitas, y conseguir más ventas.

Una de las aficiones de Juan Antonio Roca era la caza y entre 1997 y 2002 gastó más de 29.000 euros en trofeos de caza de safaris organizados en Zimbawe, Kirguizistán y Sudáfrica, cuyas tarifas oficiales alcanzaban en esos años casi 900 euros por día de excursión.

Ahora, los trofeos capturados quizás sirvan para que el tribunal del caso Malaya siga vendiendo en las mejores condiciones su patrimonio y así poder atender al conjunto de responsabilidades civiles y penales por las que ha sido condenado.

La Policía no tuvo constancia de los gastos de Roca en safaris, pero según los agentes, su participación en excursiones de caza mayor por África y Kirguizistán eran “realmente caras”.

Destaca la compra el 14 de enero de 2000 de 80 kilos de pieles de lobo y cabra montés con un valor de 12.110 euros en aduana y 1.937 euros de impuestos, según un informe policial que consta en uno de los tomos del sumario del caso.

En Zimbawe, un safari de catorce días para la caza de un león podía costar unos 1.200 dólares diarios (885 euros), y una excursión de siete días con un elefante “garantizado”, 29.000 dólares (21.400 euros).

Estas tarifas no incluyen el uso de avionetas, los hoteles, las tasas gubernamentales, la obtención del precinto CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna) para animales como elefantes, leopardos o cocodrilos, con un coste de 100 dólares por trofeo (74 euros).

Por todo ello, el Seprona estudiará la legalidad de numerosos animales, muchos de ellos muy particulares al proceder de excursiones de caza mayor y cacerías en el extranjero, y tendrá que determinar si tienen documentación que certifique su procedencia, así como la autorización para tenerlos como trofeo.

Una jirafa -de cuerpo entero-, además de ejemplares de ñu, antílope, bisonte, reno, hiena, gacela, cervatillo y búfalo son algunos de los animales que tiene Roca disecados y sus precios pueden oscilar entre 700 y más de 25.000 euros por trofeo.

Una vez que el Seprona determine la legalidad de los mismos, habrá que hacer una valoración de los animales en la que se tendrá que tener en cuenta el estado de los trofeos y su antigüedad, antes de ofrecer la colección en el portal (http:ventadebienesmalaya-roca.com).

Publicado en eldiario.es.

Deja un comentario