«Es un lujo que pueda haber osos nuevamente en la provincia»

Fuente: laopiniondezamora.es

La presencia acreditada del oso en Zamora es para los biólogos y agentes medioambientales «una buena noticia» por tratarse de una especie de alto rango en el reino animal y por el plus que da a la fauna zamorana.

 

«Es un lujo que pueda haber oso nuevamente en Zamora, por ser un animal desaparecido hace casi un siglo» afirma el biólogo y gestor cinegético José Ignacio Regueras. No obstante, repara en la importancia del hombre, «que gracias a Dios sigue existiendo en el medio rural y no se puede decir que el oso es muy bonito y que los daños los asuma el paisano». «Los daños deben sufragarse» afirma. No considera que el oso sea una especie de conflicto, ni para la caza ni para la gestión. «En zonas del norte del León y Palencia hay osos y las reservas de caza funcionan. En cuanto a la gestión, podría ser trasladar la misma que se hace del plantígrado en esas zonas a Sanabria-Carballeda». En su criterio, «es preciso conocer si su presencia es permanente o es algo esporádico», aunque considera que «hay síntomas de permanencia». Regueras sostiene que «la Administración debería controlar más en los momentos de caza» e indica que los cazadores deben asegurarse a la hora de disparar porque, con poca luz, un gran jabalí y un oso? cuidado, y pueden confundirse». Está seguro, además, de que «la caza es compatible con la presencia del oso».

El presidente de la Asociación de Agentes Medioambientales de Zamora, Lorenzo Ferrero, afirma que la presencia del oso «tiene importancia trascendental». Manifiesta que «es una especie emblemática y un motivo de alegría». Considera, además, que «es esencial trasladar a la población la enorme riqueza faunística que supone que Zamora sea una zona osera, el posible interés para los estudiosos del animal y todo lo asociado al oso, y el impacto sobre el turismo de la comarca. Si se gestiona bien es un impacto positivo». Destaca como relevante «estar en el exclusivo club de provincias oseras en España». Para Lorenzo Ferrero» hay que ser cautos a la hora de no trasladar o conflictos que quizá son artificiales». En su criterio, «los beneficios son mucho mayores que los posibles conflictos que vaya a provocar». Hace hincapié en que «hay que evitar los posibles conflictos que genere y ser ágiles para no poner en contra a la población».

Otro experto en fauna, que prefiere el anonimato para no sufrir represalias o problemas con la Junta de Castilla y León, señala que «es algo natural que las especies sigan recuperando sus terrenos». Duda en que la especie se asiente porque «no ha habido una gestión preparada para que haya osos. Si el deseo es que haya individuos asentados conviene apoyar con una repoblación pensada en el oso y no metiendo pinos, que haya bosques silvestres y naturales en las laderas. Ahora está todo machacado. Dice, además, que «es una cosa clásica que las colmenas han estado defendidas y es mucho más efectivo y más barato para la Administración que estar pagando a unos y a otros».

Deja un comentario