Manuel Fernández y la Sociedade de Caza abordan el calendario de batidas de jabalí

Fuente: farodevigo.es

El edil de Actividade Agraria, Manuel Fernández, se reunirá el próximo martes con el presidente de la Sociedade de Caza de Lalín, José Luis Gil, así como con técnicos de la Oficina Agraria para esbozar el calendario de batidas contra el jabalí, puesto que ya se están detectando daños en plantaciones de maíz y forrajes. A este encuentro, convocado con carácter de urgencia, también acudirán otros miembros del colectivo lalinense.

 

El concejal ya mantuvo un encuentro similar el año pasado con el anterior presidente, Luis Nistal, y explica que en el cónclave del día 13 “abordaremos el tema de las batidas, que espero que puedan iniciarse lo antes posible, puesto que los daños causados por el jabalí en los últimos días ya empiezan a ser importantes y no podemos esperar a que la situación se vuelva insostenible”, apunta. Por eso, en los próximos días Manuel Fernández remitirá a los responsables de la Consellería de Medio Ambiente datos sobre “el repunte de casos de daños por fauna salvaje, para que comiencen a mover los resortes de cara a minimizar el impacto que causan estos animales en nuestras explotaciones”.

La temporada de caza de jabalí comienza el próximo sábado, día 17, hasta el 9 de febrero de 2014, en terrenos de régimen cinegético especial. En los terrenos de régimen cinegético común, la caza podrá practicarse hasta el 19 de octubre y del 7 de enero al 9 de febrero de 2014 (jueves, sábados domingos y festivos), así como del 20 de octubre al 6 de enero (solo los sábados). Hay que recordar que todos los concellos de la zona salvo Cerdedo están autorizados por Medio Ambiente para adoptar medidas excepcionales con las que frenar los daños de esta especie. Desde Lalín, Fernández insiste en que la mermada economía de los ganaderos no les permite suplir la pérdida de cultivos con la alimentación de piensos, ya que muchas explotaciones “están al límite”, apunta. La siembra de muchos cultivos se hizo más tarde de lo habitual, debido a las lluvias de la primavera, y la falta de agua durante el verano recortará el volumen de las cosechas.

En cualquier caso, el edil de Actividade Agraria quiere agradecer de antemano “la receptividad de Gil en esta primera toma de contacto, puesto que se mostró totalmente abierto a la colaboración y es consciente del problema que el aumento desmesurado de jabalíes está provocando en las fincas”.

La situación que atraviesan los ganaderos lalinenses es similar a la que se produce desde hace semanas en Silleda y, sobre todo, en Agolada. Este concello dispone de un refugio de fauna sobre el que no se hizo ningún tipo de control durante años. Por eso se producen cada vez más daños tanto en cultivos tanto por parte de jabalíes como de cuervos, una especie que no tiene depredador. A ello se unen los continuos ataques de lobos a ganaderías en extensivo e incluso a perros de cazadores, mientras realizan batidas sobre otras especies.

Deja un comentario