Los conejos toman el AVE

Fuente: lasprovincias.es

A golpe de vista la historia puede parecer un chiste, pero la plaga de conejos en la comarca de Utiel-Requena es una realidad que preocupa a los agricultores y a las distintas administraciones.

El problema se agrava en el entorno del trazado del AVE Madrid-Valencia, ya que la infraestructura ferroviaria sirve de refugio para estos animales por dos motivos: son zonas de seguridad, pues en ese entorno no se puede cazar; y tienen cerca las vides, un cultivo por el que hasta hace poco pasaban de largo pero que ya tienen en el punto de mira.

 

Ante esta situación, que no es exclusiva de la Comunitat (en Andalucía también los sufren), las administraciones han puesto en marcha diversas medidas. La última ha sido la «impermeabilización de la infraestructura del AVE en Utiel al tránsito del conejo de monte», según fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente. Es decir, se ha instalado una malla supletoria junto a la actual valla del AVE «que servirá como refuerzo a ésta», explicó el director general de Medio Natural, Alfredo González.

Carácter experimental

La actuación se ha realizado entre los puntos kilométricos 316 y 319 y es de carácter experimental, por lo que «en unos meses» se evaluará su efectividad. «El objetivo es, fundamentalmente, disminuir el impacto en los cultivos cercanos, evitar el incremento de la población y reducir los daños en la infraestructura ferroviaria del AVE», apuntó.

Y es que los conejos ponen en peligro la estabilidad de los taludes del ferrocarril y la plataforma subterránea del AVE al excavar para buscar refugio; también los taludes de otras infraestructuras próximas como los pasos elevados o las vías de servicio.

La malla supletoria tiene una luz (es el área interior de la transversal de un tubo) suficientemente pequeña para evitar el paso de estos animales. Se ha colocado de diferentes formas, aunque predomina en forma de ‘ele’ sujeta a la valla del AVE mediante alambre y clavada al suelo con piquetas. Con este método los técnicos persiguen comprobar la eficacia de cada una y extrapolar la técnica a otras zonas y tramos de la alta velocidad u otras infraestructuras.

Los trabajos se han realizado entre las consellerias de Medio Ambiente, que ha actuado como coordinadora, Agricultura, que ha ejecutado la obra a través de Vaersa, y Adif, que ha aportado el material. De hecho, la obra se engloba dentro de una actuación nacional a la que el gestor ferroviario destinó 400.000 euros. En el caso de Valencia se han utilizado cerca de 6.000 metros de malla, según detalló González. Se suman a los 7.800 de vallas instaladas por Medio Ambiente en otras zonas sensibles a la plaga en la comarca de Utiel-Requena.

Deja un comentario