La empresa cinegética que montó las cacerías al contratista de Castellano facturó por informes

Fuente: levante-emv.com

La docena de cacerías con las que la empresa Avialsa T35, adjudicataria del servicio de extinción área de incendios, agasajó a sus invitados y en las que participó con frecuencia el conseller Serafín Castellano fueron organizadas por Aprovechamientos Cinegéticos, S. L.

En esas jornadas escopeteras se abatieron torcaces, perdices, tórtolas, patos, ciervos, jabalíes y muflones, piezas que se cobran por unidades o, en algunos casos de caza menor, se paga un fijo por el coto con independencia de los ejemplares que se maten. Pero los conceptos por los que la empresa facturó a Avialsa no tienen, en cambio, nada tienen que ver con la fauna. “Intermediación en la compra-venta de determinadas parcelas en la localidad de Viver”. Es el servicio que aparece en uno de los recibos abonados por Avialsa a la empresa radicada en Albacete y tiene fecha de 19 de noviembre de 2007. Asciende a 20.880 euros. 

 

La empresa de aviones para la lucha contra el fuego -que se ha llevado 34 millones en contratos adjudicados por Serafín Castellano- tiene su sede en Sagunt, pero su base de operaciones es el aeródromo de Viver (Alt Palància). El empresario Vicente Huerta eligió este enclave para alojar la que es la mayor flota de aeronaves de este tipo en España. El 2 de febrero de 2007 la Conselleria de Territorio autorizó la construcción de este centro de vuelos en suelo no urbanizable. Huerta admitió en declaraciones a este periódico que Aprovechamientos Cinegéticos cobraba las cacerías, pero negó que hubiera facturado por intermediar en la “compras de terrenos” o servicios distintos a la caza. Aunque la gestión inmobiliaria está entre las actividades de la firma de Albacete -según consta en el registro mercantil- el dueño de Avialsa y otras fuentes aseguran que los únicos trabajos que hizo para la contratista de Gobernación eran cinegéticos. 

A la pregunta insistente de si tenía constancia de que su empresa hubiera abonado facturas por correduría en la compra-venta de parcelas, la respuesta de Huerta fue “no tengo noticias”. Es más, descargó toda la responsabilidad de la gestión contable en el exgerente de la empresa. Sin embargo, aunque reiteró que no tiene constancia de pagos por otros servicios, en una de las facturas que obran en poder de este diario aparece la firma de Huerta a pie de recibo. Y el concepto tampoco tiene nada que ver con la caza. Se trata, en este caso, de un “estudio topográfico en su obra: Polígono Industrial Alfara de Algimia” (sic). El importe asciende a 31.372 euros, con fecha de 19 de enero de 2008. Como empresa pagadora figura Avitractor, S. L., sociedad del mismo grupo que Avialsa. 

Con la misma fecha 19 de noviembre de 2007 en la que se cobró por la supuesta intermediación en la compra de parcelas en Viver, Aprovechamientos Cinegéticos presentó otro cargo, de 22.763 euros, por haber prestado, al menos en teoría, dos servicios: un “estudio de biomasa forestal para la reforestación aérea en Villamarchante” y un “estudio topográfico para reforestación aérea en Villamarchante”. 

Precisamente en noviembre de 2007 se celebró la cacería de patos a la que acudieron Castellano y Taroncher -amigo y también beneficiario de contratos firmados por el conseller- en el coto El Allozo (Ciudad Real). La empresa de Albacete organizó las jornadas de caza en 2007, 2008 y 2009, período que coincide con la referida facturación por otros conceptos.

Que se reanude cuanto antes la comisión de Gobernación que fue abortada por el diputado Fernando Giner (PP) para salvar al conseller Castellano y que éste dé explicaciones sobre su participación en varias cacerías junto con dos empresarios a los que él mismo ha adjudicado contratos. La presidenta y secretaria del grupo socialista en las Corts, Ana Barceló, anunció ayer que su grupo va a presentar un escrito para “solicitar la reanudación inmediata de la comisión para que el conseller Serafín Castellano responda a todas y cada una de las preguntas de la oposición”. 

Barceló pedirá que “se convoque esta comisión la próxima semana para que Castellano dé las explicaciones que corresponde y no se vaya de nuevo de cacería”.

En este sentido, señaló que el conseller con “una estrategia burda de dilatar su comparecencia, quiso evitar responder a las preguntas de la oposición” y añadió que “necesariamente contó con la connivencia del presidente de la comisión de Justicia y Gobernación”. Por ello, ha presentado un escrito al president de las Corts, Juan Cotino, para mostrar el rechazo por la “arbitrariedad y el uso torticero de los tiempos que hizo el presidente de la comisión Fernando Giner para evitar debatir el segundo punto del orden del día”. Se presentará también, dijo, una queja para que este “tipo de comportamientos no se vuelvan a producir”.

Para Barceló, “no solo se manipuló el tiempo de las intervenciones sino que también se realizó la comisión en la sala de prensa porque no cuenta con un cronómetro para limitar el debate”. Por tanto, exigió que “o bien se subsanen las deficiencias en la sala de comisiones que está inhabilitada desde hace casi un año; o bien, que se instale un cronómetro en la sala de prensa”. “No nos interesa la vida privada del conseller Castellano, nos interesa el dinero de todos los valencianos”, concluyó ayer la parlamentaria socialista.

Deja un comentario