Agentes Forestales se incautan de 365 trampas de caza ilegal en la región desde el inicio del año

Fuente: noticias.lainformacion.com

Los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid se han incautado de 356 trampas de caza ilegal y han tramitado 27 denuncias por empleo de artes ilícitas desde comienzos de 2013, actuaciones que se han derivado de los 574 controles realizados por este Cuerpo para localizar, retirar y denunciar el uso de medios masivos o no selectivos para la captura de animales en medio natural, así como velar por el cumplimiento de la normativa sobre caza.

De total de trampas incautadas, 186 son lazos, 62 cepos para pequeñas aves tipo ballesta, 24 cepos para zorros, conejos y otros pequeños mamíferos, 14 jaulas trampa para predadores, 16 jaulas como reclamo para captura de fringílidos, seis redes para captura de pequeñas aves, 45 capillos para la caza de conejo con hurón, tres cebaderos para la caza de jabalís y diverso material para la captura de pequeñas aves con sustancias pegajosas.

En el caso de cebos envenenados, únicamente se detectó un caso consistente en la colaboración de pasta cocinada con veneno. En algunos casos, la rápida intervención de los Agentes Forestales permitió liberar de las jaulas y lazos dos jabalíes, un zorro, dos garduñas, seis urracas y numerosos jilgueros, pardillos y otros pájaros de pequeño tamaño.

El director general de Seguridad e Interior, Francisco Oliver, y el alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, con motivo del inicio de la temporada de caza mayor el próximo 8 octubre han conocido este sábado algunas de estas trampas y cepos utilizados en los montes de la región.

Durante el periodo de caza mayor, que se extiende hasta el 21 de febrero de 2014, está permitida la caza de ciervo, gamo, muflón y jabalí, recuerda el Ejecutivo regional en un comunicado.

ESPECIES PROTEGIDAS AFECTADAS

Al respecto, el director general de Seguridad ha manifestado que “el empleo de lazos, cepos y otros métodos ilícitos está totalmente prohibido y aunque se usan durante todo el año, es en los periodos en los que no se puede cazar cuando se produce un incremento en el empleo de los mismos con el fin de disminuir o controlar a los depredadores naturales de especies cinegéticas”.

Y es que al tratarse de métodos de captura no selectivos, las especies que más suelen resultar afectadas por estos métodos de caza prohibidos son los depredadores, tales como zorros, ginetas, garduñas, tejones, buitres leonados o negros, águilas imperiales o milanos reales.

A menudo se trata de especies protegidas y de gran valor para el medio natural, con el daño que esto supone para la biodiversidad y el equilibrio de los ecosistemas.

También pueden resultar dañados los animales domésticos, especialmente los perros de pastores o de cualquier ciudadano. En el caso de especies piscícolas, los furtivos, además de emplear redes ilegales, pueden envenenar las aguas o aplicar descargas eléctricas, lo cual, además de ser peligroso para los peces, lo es para el infractor.

Desde la Comunidad de Madrid se hace un llamamiento a que cualquier madrileño que detecte la presencia de uno de estos medios o de animales que pudieran haberse visto afectado por los mismos, lo más aconsejable es que no los toque y lo ponga en conocimiento de manera inmediata al Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid en el teléfono 900 181 628.

Deja un comentario