La perdiz roja será la pieza más codiciada a partir del sábado

Fuente: lasprovincias.es

Los ladridos de los perros, los pasos de los cazadores y las detonaciones de las escopetas volverán a resonar por los montes de la Región de Murcia y de la Comunitat Valenciana con las primeras luces de este sábado, 12 de octubre, festividad del Pilar, que ha sido el designado para la apertura de la veda general. Es la jornada más esperada para los miles de deportistas que integran las sociedades integradas en las federaciones murciana y valenciana de caza, pues a partir de este momento podrán recorrer los cotos a la búsqueda de las preciadas perdices rojas, que conservan su condición de piezas más cotizadas para los aficionados a la caza menor.

A las patirrojas se suman, a partir de este sábado, la codorniz común, el faisán vulgar, la paloma torcaz, la paloma bravía, la tórtola común, el zorzal real, el charlo común y alirrojo, el estornino pinto, la urraca, la grajilla, la corneja, el zorro, el conejo y la liebre. También está permitido abatir gaviotas patiamarillas, aunque ésta es una especie que, pese a los deseos de la Administración de involucrar a los cazadores en el control de su población, apenas encuentra interesados en su captura.

Las perspectivas cinegéticas son bastante favorables en la mayor parte de las comarcas del sureste español, pues las abundantes lluvias registradas en meses pasados han permitido que exista abundancia de comida en los montes y que algunas especies, que llevan años sin levantar cabeza, se hayan reproducido de manera muy satisfactoria este año. Tal es el caso de la perdiz roja, ya que muchas parejas han conseguido sacar adelante nutridas polladas. Con todo, la mayor parte de las sociedades de cazadores seguirán insistiendo en las sueltas de perdices de granja, con el objetivo fundamental de aliviar la presión cinegética que se ejerce sobre la perdiz silvestre.

Deja un comentario