Acció Ecologista-Agró reclama la suspensión de los ‘paranys científicos’

Fuente: ccaa.elpais.com

La Comisión Jurídica de Acción Ecologista-Agró ha presentado ante la Consejería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente un recurso de alzada contra la resolución de la Dirección General de Medio Natural que autoriza 33 de los llamados paranys científicos en la provincia de Castellón, según ha indicado el colectivo en un comunicado. La organización exige como medida cautelar que se suspenda “inmediatamente” el permiso para estos paranys.

A pesar de las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, el Tribunal Supremo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Tribunal Constitucional que consideran el paranycomo un método de caza “ilegal, por ser masivo y no selectivo”, la consejería “continúa tratando de dar cobertura legal” a esta forma de capturar aves, que “incluso está tipificado como delito en el artículo 336 del Código Penal”, se queja Acció Ecologista-Agró.

Los paranys son árboles entre cuyas ramas se colocan varillas untadas con un producto pringoso en el que quedan atrapadas las aves. Los tribunales han establecido reiteradamente que es un método ilegal porque es indicriminado y afecta a todo tipo de aves, también las protegidas.

El último intento de la consejería para amparar el parany, “una práctica furtiva que año tras año mata miles de pájaros” en la Comunidad Valenciana, se encuentra para los ecologistas en esa resolución que permite el funcionamiento de 33 paranys en la provincia de Castellón, “presuntamente con fines científicos”.

Este estudio, impulsado por un grupo de profesores de la Universitat Politècnica de València (UPV), convierte a los cazadores de Apaval (la Asociación de Paranyers Valencianos) en voluntarios de una investigación de “dudosa legalidad”, puesto que podría infringir diferentes artículos de la Ley 13/2004 de Caza de la Comunidad Valenciana, defiende Acció Ecologista.

Concretamente los artículos 13 y 14, porque la resolución “no justifica en ningún momento” la necesidad de la investigación ni el uso de este método de caza masivo y no selectivo, como demuestra al autorizar la captura de especies no cinegéticas. 

AE-Agró también ha solicitado a la Universidad Politécnica de Valencia que deje de dar cobertura, “presuntamente científica”, a un método de caza como el parany, que “además de ser ilegal es constitutivo de delito”.

También SEO/Birdlife ha denunciado los paranys, en concreto 28 localizados en Castellón. La denuncia se ha interpuesto ante el Seprona de la Guardia Civil y la Fiscalía de Medio Ambiente. Sobre la resolución de la consejería, el colectivo considera “muy grave” esta decisión de la Administración valenciana, que “lleva tiempo intentado encontrar una forma de legalizar los paranys”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.