Los cotos lucenses, muy caros de asegurar por los accidentes

Los accidentes por irrupción de animales salvajes a la vía no dan tregua. En esta semana de festivos y de días de caza, jabalíes, corzos e incluso algún caballo, ocasionaron diversos estragos en los automóviles de varios conductores, publica lavozdegalicia.es.

Desde la Federación Gallega de Caza han achacado esta problemática a una serie de factores. Desde el organismo han indicado que la provincia de Lugo, al igual que gran parte del territorio gallego, es eminentemente rural y posee muchas vías de comunicación rodeadas de vegetación arbustiva y zonas forestales, “lo que imposibilita ver un animal antes de que salga a la vía”. Desde el colectivo también han manifestado que la señalización en las carreteras es deficiente debido a los criterios de colocación de dichas señales o del alcance de las mismas. “No es normal que una señal afecte a diez kilómetros de vía y a continuación otra afecte a cinco, ya que minimiza su efecto en el conductor”, apuntaron.

La Federación de cazadores también ha indicado que las horas nocturnas juegan un papel importante. “A partir del mes de octubre se produce un repunte de los siniestros por coincidir los desplazamientos de vehículos para el trabajo y ocio con el recorrido de los jabalíes, estos de costumbres más nocturnas”. Según el colectivo otro factor es la época de celo de los animales, lo que provoca desplazamientos largos y la reorganización de piaras.

“Si no existiese la caza, en dos años sería imposible lograr algún cultivo en Galicia” 

Desde la Federación de caza ven en la actividad cinegética la solución para que descienda el número de siniestros. “Si disminuimos las piezas abatidas por los cazadores, está claro que tendríamos un gran problema en todo Galicia, no solo por los accidentes de circulación si no por los daños a cultivos”, indicaron desde el organismo, que añadieron que si no existiese la caza, en dos años sería imposible lograr ningún cultivo en la provincia de Lugo y en toda la Comunidad Autónoma gallega.

Normativa

En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquellas. No obstante, será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquel. También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos. En zonas libres, de exclusión o refugios la responsabilidad recae en la Xunta de Galicia.

Publicado en lavozdegalicia.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.