La Junta investiga si la carne de jabalí inmovilizada se distribuyó en Toledo

Fuente: abc.es/toledo

La Dirección General de Salud Pública de Castilla-La Mancha está investigando a qué establecimiento de la provincia de Toledo llegó la carne de jabalí inmovilizada por el Seprona procedente de una partida de caza realizada en Huesca y cuyos cazadores introdujeron en la cadena de consumo.

 

En una charca

Agentes de la Guardia Civil han detenido a dos cazadores a los que acusa de un presunto delito contra la salud pública. Estos dos hombres quitaron las vísceras a los jabalíes abatidos durante el primer día de la cacería y sumergieron las piezas en la charca con la supuesta intención de mantener la carne fresca. Luego los trasladaron hasta una empresa de Pamplona y tras ser reconocidos por un veterinario, que desechó 7 animales, fueron enviados para su comercialización a una empresa de Ciempozuelos (Madrid).

En la empresa madrileña se desecharon varias canales, pero finalmente, tras el análisis de la carne, se introdujeron en la cadena alimenticia varias piezas, desde donde se distribuyeron a dos establecimientos, uno en provincia de Toledo y otro en Francia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.