Población de lince sufre reajustes por la cepa EHV en conejo

Las poblaciones de lince en la península Ibérica están sufriendo un reajuste y las áreas de campeo están aumentando en número y en superficie por la influencia negativa de la nueva cepa de la enfermedad hemorrágica (EHV) que ha causado una disminución notable de las poblaciones de conejo silvestre.

Según se recoge en el último informe elaborado por el proyecto Life Iberlince, consultado por Efe, los efectos de esa falta de conejo se deja sentir, fundamentalmente, en las zonas de Cardeña-Andújar (Jaén), Doñana-Aljarafe (Huelva-Sevilla) y Guadalmellato (Córdoba).

Efectos de la enfermedad hemorrágica (EHV)

Precisan los técnicos que los efectos de la EHV están provocando, un reajuste de las poblaciones linceras de Cardeña-Andújar y Doñana-Aljarafe a la nueva capacidad de carga del medio.

Con respecto a esta última zona, señalan que desde la aparición de la enfermedad hemorrágica vírica en los años ochenta del siglo pasado, esta metapoblación nunca ha presentado altas poblaciones de conejo, situación que se ha visto agravada con la aparición de la nueva cepa de la EHVb y actualmente tienen gran importancia áreas periféricas al Parque Nacional, para el mantenimiento de las poblaciones de Lince ibérico, como es el caso del Aljarafe.

Junto a ese reajuste, se está constatando un incremento de las áreas de campeo de los felinos y de la superficie de sus territorios, con los consecuentes riesgos que esto conlleva y una ralentización del crecimiento del área de reintroducción de Guadalmellato.

Frenar la caída del censo de lince 

Desde Iberlince se recuerda que ante la disminución de las densidades de conejo, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAOT) puso en marcha en 2013 un plan de choque en Doñana-Aljarafe y Andújar-Cardeña con repoblaciones de conejos silvestres mediante la puesta en carga de los cercados de cría de conejo construidos con Life anteriores.

Estas repoblaciones han ayudado a frenar la caída del censo lince ibérico y están conteniendo el desplome de las poblaciones de conejo.

En este plan colaboran todos los socios de proyecto Iberlince que están trabajando en Andújar: WWF, Fundación CBD Hábitat y de Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

En la actualidad, según el último censo realizado, la población de lince ibérico en la Península alcanza un total de 483 ejemplares para toda la península Ibérica, cifra que se debe afianzar en los años venideros trabajando en la consolidación de las nuevas áreas de reintroducción, incrementando la conexión entre áreas y mejorando las poblaciones de conejo silvestre.

Fuente: efeverde.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.