La última temporada de caza, excelente

Fuente: eladelantado.com

En apenas un cuarto de siglo, el corzo ha pasado de ser una especie poco frecuente en Segovia a convertirse en la pieza “estrella” de su caza mayor. De acuerdo a los expertos, el estado de su población en la provincia es “excelente”.

 

Su área de distribución, que se ceñía hasta hace dos décadas a las cumbres de la Sierra de Guadarrama, ha ido ampliándose, de forma que la especie ocupa hoy prácticamente el 100% del territorio. En esta colonización, los valles de los ríos Eresma y Voltoya han ejercido como “corredores naturales” para favorecer la dispersión del herbívoro, ahora de corriente avistamiento en La Campiña o, incluso, la Tierra de Pinares.

La caza del corzo a rececho es, para los expertos en su práctica, “una de las modalidades cinegéticas más nobles”, puesto que el cazador tiene que demostrar en el lance agilidad y puntería. El tiempo de reacción entre la observación del animal y el disparo es muy escaso, toda vez que el corzo es huidizo, con buen olfato y oído y, para colmo, su avistamiento suele producirse en terrenos arbolados, lo que dificulta su caza.

Con este panorama, el cobro de piezas ha ido incrementando en los últimos años. En la temporada 2010-2011 —la última con datos oficiales— el número de corzos abatidos durante los dos periodos de caza hábiles, el de “primavera” (del 1 de abril al 31 de julio) y el de “verano – otoño” (del 1 de septiembre al 15 de octubre) fue de 450. A falta de datos concretos de 2013, la Junta sí ha reconocido que “fue un año muy bueno de rececho de corzos en la provincia”, a diferencia de la temporada de jabalí, “bastante desigual”.

La Junta, favorable a una “extracción sostenible de estos recursos naturales” no ha visto con malos ojos que Segovia se haya convertido en destino de cazadores nacionales, atraídos por la calidad trofeística de los corzos, como se demuestra en las ‘medallas de oro’ logradas en los últimos años. En no pocas ocasiones, estos cazadores foráneos se llevan gratas sorpresas al comprobar que en Segovia se pueden obtener trofeos de primer nivel.

Esas medallas fortalecen la imagen que la Junta quiere vender de la caza en su territorio, basada en que la comunidad figura a la cabeza de España en cuanto a trofeos de caza mayor, pues aquí se cazan los mejores corzos, venados y lobos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.