Lobo: se buscan soluciones para su control al sur del Duero

El control del lobo al sur del Duero es cada vez más necesario. Así lo dicen los datos otorgados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a las organizaciones agrarias, pues esta zona de la Comunidad de Castilla y León ha pasado de 446 ataques de lobo en 2008 a casi 1.900 en 2016, año en el que se perdieron 3.500 cabezas de ganado, publica elnortedecastilla.es.

Esta situación pone en peligro a la ganadería de ovino y bovino del sur del Duero según afirman representantes agrarios como Donaciano Dujo, presidente de Asaja. Por su parte, Aurelio González de la Alianza UPA-COAG cataloga de “insufrible” lo ocurrido y sentencia que “hay que elegir entre ganaderos o lobos”.

Por ello, la Junta ha presentado un documento a las organizaciones agrarias que incluye un plan de acción para controlar y estabilizar al animal en la zona sur del Duero. Este texto no contempla a día de hoy establecer al lobo como especie cinegética. Ante los excesivos trámites necesarios para justificar la caza de cada ejemplar, la Junta plantea una mayor flexibilización y ha pedido a las organizaciones agrarias que estudien el texto y propongan nuevas medidas.

Este documento, que tendrá que ser presentado ante la Comisión Europea, es fruto del trabajo realizado anteriormente según Dujo, quien considera que Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente, es una persona “con sentido común” y recalca que “a veces no es fácil encontrarlo en los políticos”.

Bruselas abre la puerta a poder cazar lobos al sur del Duero

Además del sur, también preocupa la situación del norte, pues a pesar de la posibilidad de cazar lobos en la zona, apenas se cubre el 65% del cupo permitido. Los representantes de las organizaciones agrarias achacan este dato a las imposiciones de la administración para poder cazar y piden que se modifiquen estas normativas para mejorar su efectividad. De los 140 ejemplares posibles tan solo se acaban cazando 91, lo que para estas organizaciones supone que el ser especie cinegética no es tan importante si no se flexibilizan las condiciones de caza.

Fuente: elnortedecastilla.es.

Deja un comentario