4.320 euros de multa a un furtivo por usar un lazo

Las cámaras de vigilancia lo pillaron in fraganti y no tuvo más remedio que reconocerse autor del delito que se le imputaba. El acusado de colocar un lazo furtivo en el monte de Villaviciosa, en las inmediaciones de San Martín del Mar, aceptó ayer el pago de una multa de 4.320 euros como autor de un delito relativo a la protección de la fauna durante la vista celebrada esta mañana en el Juzgado de lo Penal número 3 de Gijón, publica lne.es.La acusación pública sostenía que el hombre colocó una trampa entre los días 8 y 19 de agosto de 2015 en terrenos del coto regional de caza del Cordal de Peón, en San Martín del Mar, en Villaviciosa. Se trataba de un lazo corredizo de acero de cuatro milímetros de sección y de tres metros de largo sujeto a los árboles de cierre de una finca en un lugar de paso de animales.
El lazo fue avistado por integrantes de la Sociedad de Cazadores El Portal, adjudicataria del aprovechamiento cinegético del coto del Cordal de Peón, en Villaviciosa, quienes dieron aviso a los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.
Este procedimiento de captura de animales salvajes en una zona con presencia de corzo, jabalí, tejones y animales domésticos supone un delito, según consta en la legislación. Tras localizar la trampa, los agentes colocaron cámaras de vigilancia en el entorno, en las que, como relataron ayer los testigos que estaban llamados a declarar, se registraron los movimientos del acusado colocando el lazo, “en varias ocasiones acompañado de un menor”, precisaron.
En las cámaras también quedó reflejado como el 17 agosto la trampa llegó a atrapar a un corzo cogido por los cuernos, que fue liberado por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, aunque no sufrió daños. “Fue bastante costoso liberarlo, estaba nervioso y muy enredado el cable en la cornamenta, pero finalmente fue posible liberarlo sin que llegara a presentar heridas, aunque fue necesaria la intervención de varias personas”, relataron.
La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito relativo a la protección de la fauna y solicitaba que se condene al acusado a 18 meses de multa con una cuota diaria de 8 euros (4.320 euros en total), así como a su inhabilitación para el ejercicio de profesión y oficio relacionado con el ejercicio de actividades cinegéticas, así como del derecho a cazar durante 3 años y pago de las costas procesales.
Finalmente no fue necesaria la celebración de la vista al llegar a un acuerdo las partes y reconocerse culpable el autor de los hechos.

Fuente: lne.es.

Deja un comentario