Los cazadores de Cangas exigen que la osa “Molinera” vuelva a los montes del concejo

Fuente: lne.es

La sociedad de cazadores de Cangas del Narcea se ha sumado a la plataforma que componen más de una veintena de asociaciones y que exige que la osa “Molinera”, rescatada en el pueblo cangués de Riomolín y trasladada al cercado de Proaza, sea devuelta a los montes de Fuentes del Narcea al considerar que no se ha puesto todo el interés en que el animal retornase a su entorno.

 

Según reza un comunicado, hecho público ayer, la sociedad argumenta su adhesión al movimiento social “ante el hecho consumado de la confinación en el cercado de Santo Adriano de la osezna rescatada en el término de Riomolín, Cangas del Narcea”. El colectivo se considera “como parte de la sociedad canguesa, ampliamente sensibilizada con las especiales circunstancias que han concurrido en el desenlace de esta operación”.

Dicen los cazadores que “la manipulación de una especie salvaje como la que nos ocupa debe llevarse a cabo con plenas garantías de que los ejemplares sometidos a la misma no sufran el riesgo de impregnación humana que los incapacite para su reintroducción en su medio natural a posteriori. Visto el caso presente es obvio que se impone la necesidad de revisión del protocolo seguido en el manejo del animal, ya que sin lugar a duda alguna el actual no conduce al resultado previsto”, en referencia al trato dado a “Molinera” desde los organismos públicos que, en opinión de la plataforma canguesa, fue un desastre que humanizó al animal.

“Consideramos que no se debe renunciar a la reintroducción de la osezna de nuevo en su medio después del primer y único intento fallido”, algo que sucedió después de que “Molinera” decidiera acercarse a Degaña en busca de comida.

En Cangas se tiene la sensación de que no se le dio opción a la osa a volver a acostumbrarse a la libertad, y que hay muchos osos que se acercan a núcleos de población en la zona y no por eso son recluidos.

Por ello, los cazadores proponen que “debe abordarse un proceso inverso con el ejemplar, que si con otras especies humanizadas culmina con éxito la reintroducción en la naturaleza, no hay razón para desistir en este caso, brindando una segunda oportunidad al ejemplar en el entorno y condiciones más favorables posibles”.

Cercado local

La sociedad también apoya la petición, aprobada en el Pleno Municipal de Cangas del Narcea y solicitada por la plataforma de asociaciones, de crear un cercado para la fauna salvaje en el concejo: “Entendemos que, siendo el territorio con mayor población osera del Principado y por tanto con una creciente probabilidad de que situaciones como la presente se repitan en un futuro, este concejo debe contar con una instalación apropiada para la recuperación e investigación de osos u otras especies, a fin de hacerlo en su hábitat cercano y con mayores garantías que las que actualmente se ofrecen”.

Este cercado estaría situado en las inmediaciones de Tablizas, en las mismas puertas de la reserva de la biosfera de Muniellos.

Se ha propuesto un espacio de unas dos hectáreas, por lo que los animales que lo necesitasen podrían vivir en semilibertad, que además de cumplir su papel en la preservación de la fauna de la zona y de ayuda a la investigación se convertiría en un foco turístico para la comarca.

“Suscribimos el sentimiento general de la sociedad canguesa de no renunciar a que la osezna “Molinera” regrese de nuevo a su territorio de origen”, concluye el colectivo de cazadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.