Ecologistas en Acción defiende a los técnicos y ataca a los cazadores

Ecologistas en Acción de Guadalajara no ha tardado más que unas horas en expresar su rechazo ante “el acoso despreciable que ATICA está realizando contra funcionarios públicos y la Administración”. La reacción llega tras la manifestación organizada el sábado en Guadalajara, que reunió a más de 2.000 personas.
Según la organización ecologista, la marcha, que tenía por lema “Caza y pesca por el mundo rural”,tendría en realidad como único objetivo “ejercer una medida de fuerte e inaceptable presión con la que amedrentar a la Administración para que ésta ceda ante los intereses de los titulares de los cotos de caza”.

Ecologistas en Acción considera que estamos ante una “despreciable campaña de presión que los titulares de los cotos de caza están llevando a cabo contra tres trabajadores de la Delegación de Agricultura de Guadalajara, y por extensión al resto de la Administración. Desde Ecologistas en Acción defenderemos y apoyaremos siempre a todos los trabajadores y trabajadoras de cualquier Administración que cumplan la legislación vigente mientras no se demuestre lo contrario, como es este caso”.

A juicio de Ecologistas en Acción, los convocantes de la manifestación “con un descaro inusitado, se han atrevido a acusar de prevaricación públicamente a tres personas explicitando sus nombres y apellidos, sin aportar ninguna prueba concreta y sin presentar ninguna denuncia ante los organismos oportunos. Si ATICA realmente considera que los derechos de sus asociados están siendo vulnerados, debe denunciarlo y dejarse de manifestaciones que sólo buscan forzar voluntades para que se actúe a su favor”.

Aseguran los ecologistas disponer de documentación que les hace creer que los funcionarios, “lejos de prevaricar, precisamente se han limitado a cumplir la ley en vigor redactando sus informes aplicando criterios estrictamente técnicos y legales, a partir de los cuales ajustar los planes técnicos de caza de los cotos”. “Esta manifestación es un paso más para conseguir el principal objetivo de los cazadores: eliminar cualquier impedimento de sus intereses”, insisten.

Replicando a ATICA directamente, interpretan que cuando esa organización pide que se cumpla la Ley de Caza “lo que demanda es exclusivamente que los técnicos no apliquen o rebajen la aplicación de los límites más laxos previstos en la Ley. No contentos con ello, ATICA reclama que se tomen medidas que hoy son contrarias a la ley. Así, su presidente expresó en la rueda de prensa previa a la manifestación la eliminación de la supervisión y aprobación por parte las autoridades de determinadas actividades con fuerte impacto en el medio natural como son las sueltas de especies cinegéticas como el conejo de monte. En definitiva, ATICA, lejos de luchar por el desarrollo rural o el interés común de los cazadores, exclusivamente busca defender los intereses de los gestores de los cotos de caza, que se resumen en tener libertad total para poder cazar el mayor número de ejemplares posible y obtener el máximo beneficio con ello”.

Fuente: lacronica.net

Deja un comentario