Lobo Marley asegura que no injurió a la directora de la reserva de Fuentes Carrionas

L. M. D. M., presidente de la Asociación Lobo Marley, para quien el Ministerio Público pide una pena de 1.440 euros de multa por un presunto delito de injurias cometido en la persona de E. G. C., directora de la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas de la Junta de Castilla y León, al publicar un vídeo en Youtube en el que atribuye ser la responsable de hechos delictivos relacionados con la caza del lobo por la utilización de cebos ilegales de fauna, declaró ayer en la vista oral celebrada en el Juzgado de lo Penal de Palencia que no imputó el delito a nadie, sino que solo hizo constar en ese vídeo que “se están matando lobos con cebos ilegales”.

“Solo desgrané el organigrama de la reserva y afirmé que no se están haciendo bien las cosas, que el uso de atrayentes para la caza del lobo es inmoral y que Castilla y León se merece otra cosa”, señaló L. M. D. M., que insistió en que su propósito es “conseguir el respeto para el lobo antes que su protección”.

Por su parte, E. G. C. declaró que “cazadores y celadores me hicieron llegar el vídeo” y que “vi que se me estaba imputando la comisión de delitos”. “Nunca he autorizado a que se realice la caza de un animal con cebos cuando estaba prohibido y me he sentido injuriada. Me debo a la legalidad como funcionaria, y me molesta que mi nombre quede en entredicho”, añadió la directora de la reserva regional de caza de Fuentes Carrionas.

Los hechos se remontan al 13 de diciembre de 2014, cuando, según el escrito de acusación del fiscal, el acusado, como representante de la Asociación Lobo Marley, publicó un vídeo en la plataforma de Internet Youtube en el que atribuye “de una forma arbitraria” a E. G. C., en su condición de directora de la reserva de Caza de Fuentes Carrionas de la Junta de Castilla y León, “y por lo tanto en su condición de funcionaria pública”, ser “la responsable de hechos delictivos relacionados con la caza del lobo por la utilización de cebos ilegales de fauna, aludiendo en ese vídeo en la plataforma a que ‘estamos en el escenario del crimen’ y posteriormente, a que se realizan pagos de dinero para la caza del lobo ‘como bien saben los celadores’”.

El Ministerio Público considera los hechos como constitutivos de un delito de injurias con publicidad y pide para el acusado una pena de 1.440 euros de multa, así como una indemnización de 1.000 euros por daño moral para la directora de la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas.

Fuente: elnortedecastilla.es

Deja un comentario