El PP presenta en el Congreso el cambio legal que indultaría al arruí

Ya está en marcha la maquinaria administrativa para indultar a las especies invasoras cuya erradicación ordenó el Tribunal Supremo en una sentencia dictada en marzo del año pasado: el arruí, la trucha arcoiris, la carpa común, el cangrejo rojo y el visón americano, entre otras.

La fórmula elegida por el Grupo Parlamentario Popular es la modificación de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad para mantener unas excepciones que permitan el aprovechamiento cinegético y piscícola de animales exóticos con presencia demostrada en determinados territorios antes del año 2007 –fecha en la que se aprobó la normativa que ahora se pretende revisar–.

El Grupo Popular registró el lunes una proposición de ley en el Congreso, según ha confirmado a La Verdad el diputado murciano del PP Teodoro García Egea, una iniciativa que podría estar aprobada en el plazo de tres meses, ya que los populares esperan como mínimo el apoyo de PSOE y Ciudadanos, según publica laverdad.es.

El PSOE ya presentó una moción en el Senado en este mismo sentido, y el PP una proposición no de ley en el Congreso a la que se sumaron tanto socialistas como Ciudadanos. Si se mantiene el acuerdo entre estos tres grupos políticos, sus votos bastarían para frenar la erradicación de unas especies que el Supremo consideró “dañinas” para “la fauna autóctona, el medio ambiente, los hábitats y ecosistemas”.

Un fallo judicial que estimaba en parte un recurso de las organizaciones CODA-Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y la Asociación para el Estudio y Mejora de los Salmónidos y que prohibió la cría, posesión y comercialización de un grupo de especies -que además obliga a la Administración a erradicar- favorecidas por el Gobierno en 2013 con un régimen de excepciones en el Catálogo de Especies Exóticas Invasoras.

“Un murciano más”

“No tiene sentido que se destinen recursos públicos a eliminar miles de ejemplares de especies que forman parte de nuestros ecosistemas desde hace muchos años, como el arruí, que ya es un murciano más”, justifica Teodoro García Egea, quien niega que el cambio legal tenga el único objetivo de satisfacer los intereses del sector cinegético: “También se puede desarrollar el turismo relacionado con la observación de fauna. Queremos que se sigan viendo arruís en Sierra Espuña. Y tampoco se ha tenido en cuenta –añade– que se pueden desequilibrar los ecosistemas. El arruí [introducido en la Región en 1970] es ya una especie naturalizada que pertenece a nuestra fauna”.

En el caso de la trucha arcoiris, la proposición de ley defiende sus sueltas “para restar presión de pesca a las poblaciones de trucha común”, y siempre con ejemplares criados en cautividad y sometidos a tratamiento de esterilidad.

Para el político del PP, el objetivo de este cambio legal es proteger las actividades económicas vinculadas con las especies invasoras y establecer un marco legal para que las comunidades autónomas las regulen, estableciendo cupos máximos de ejemplares y erradicándolas donde no tengan arraigo.

Fuente: laverdad.es

Deja un comentario