Los ganaderos piden que se capturen los lobos en Aragón

Los ataques de lobos ya suman 360 ovejas muertas en la comunidad, además de haber muchas heridas y producirse abortos. Desde el sector consideran que la ganadería y la presencia de lobos son incompatibles y piden la captura de los ejemplares y un protocolo.

Las medidas propuestas por el Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, para facilitar la convivencia de la actividad ganadera y la presencia del lobo en la comunidad aragonesa no han convencido al sector.

En un encuentro mantenido entre representantes de UAGA con el Gobierno de Aragón se ha trasladado la situación que están atravesando los ganaderos, que están pasando las noches junto a los rebaños para protegerlos, entre otras acciones que se están llevando a cabo para evitar ataques.

Unas acciones a pesar de las que los ataques de lobos ya han producido 360 muertes de ovejas, además de haber muchas heridas, que acaban muriendo, y estar produciéndose muchos abortos.

Ante esta situación, los ganaderos no ven otra solución que la captura del lobo, según se ha explicado en esta reunión en la que desde UAGA también se ha pedido que se elabore un protocolo por parte del Gobierno de Aragón.

La organización agraria ha puesto además otras demandas sobre la mesa como una mayor dotación de personal, medios, información y colaboración por parte de todos para denunciar los ataques y atender a los ganaderos.

Otras de sus propuestas son crear una comisión de seguimiento y que las ayudas que se planteen tengan carácter retroactivo, puesto que los ataques se vienen registrando desde el pasado mes de marzo.

UAGA ha demandado al Gobierno de Aragón que, como no hay ningún protocolo ni base normativa, se agilice el proceso de elaboración y se ahonde más en la investigación de la presencia de lobos en la zona.

La organización agraria incide en la necesidad de adoptar medidas para que el lobo no sea un riesgo para el ganado, que pueden ir desde considerarlo como una especie cinegética a analizar su consideración como especie invasora, entre otras opciones.

Sean cuales sean las medidas, los ganaderos sí tienen claro que no tienen la obligación de asumir los perjuicios que ocasiona el lobo.

Fuente: eleconomista.es

Deja un comentario