Los cazadores denuncian al Seprona el abandono de una yegua muerta en Meaño

La colaboración de la unidad del Seprona, con sede en Vilagarcía, y la Policía Local de Meaño permitió ayer en un tiempo récord dar con el propietario de una yegua muerta abandonada en un camino forestal de Meaño. Se trata de un vecino de la localidad que se enfrenta a una sanción por vía administrativa tipificada como grave y cuyo importe se moverá en la horquilla de entre 3.001 y 60.000 euros.

La aparición de esta yegua muerta era denunciada a primera hora de ayer por la Sociedad de Caza de Meaño, a través de su presidente, Rafael Otero, quien ponía el hecho en conocimiento de la Policía Local meañesa. Se trataba de un animal de pelo castaño y de tamaño considerable que fue depositado en medio de un camino en los montes de Calcova, una zona en la parte alta de Meaño, próxima ya a Armenteira.

El animal, que presentaba su vientre hinchado por el avanzado estado de descomposición, acrecentado por las altas temperaturas, estaba ya rodeado de insectos y desprendía un fuerte olor que se hacía notar en toda la zona.

El presidente de los cazadores Rafael Otero lamentaba la situación que están padeciendo los monte de Meaño de un tiempo a esta parte con la proliferación de este tipo de vertidos: “En los últimos meses ya hemos encontrado, ovejas, cabras, cerdos y caballos, arrojados en el monte de manera desalmada por sus propietarios, y ya es hora de que entre todos empecemos a poner coto a esta práctica que, además de dañar el monte, puede provocar serios problemas sanitarios”.

Desde los servicios del Seprona advierten de que se va poner especial celo en acotar este tipo de actuaciones y en dar con los responsables de estos vertidos. De hecho no era el único que denunciaban ayer los cazadores por cuando en las inmediaciones del lugar aparecían también media docena de ruedas que fueron arrojadas al monte.

Fuente: farodevigo.es

Deja un comentario