El Parlamento modifica la ley de Caza para matizar aspectos sobre la vigilancia de los cotos

Fuente: diariodenavarra.es

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado una modificación de laley foral de Caza y Pesca para matizar la redacción del artículo relativo a la vigilancia de los cotos, con el fin de evitar las incertidumbres y dudas interpretativas generadas entre los cazadores. 

La iniciativa, presentada por UPN y tramitada de forma directa y en lectura única, ha contado con respaldo de PSN, PPN y Geroa Bai, mientras que Bildu, Aralar-NaBai e Izquierda-Ezkerra han votado en contra. 

Según la modificación introducida, será necesario que el coto cuente con un sistema de guarderío de caza para llevar a cabo las actuaciones de manejo de poblaciones, incluyendo sueltas, repoblaciones y translocaciones, “en todo caso, cuando se haya autorizado una repoblación de especies cinegéticas, durante el tiempo que la caza de esas especies esté vedada y el acotado permita la caza de otras especies”. 

Asimismo, el guarderío llevará a cabo las acciones de caza a rececho de ciervo, monterías y controles anuales de poblaciones. Además, cuando, como consecuencia de una gestión deficiente o por colocación de venenos y cebos envenenados o el uso de sustancias tóxicas prohibidas por la legislación vigente, se hubiera producido el cierre total o parcial del acotado en cumplimiento de expediente administrativo, penal o medida cautelar, la presencia del guarda de caza se prolongará hasta el final de la primera temporada efectiva de caza en el acotado. 

El artículo único de esta ley de reforma corrige, además, dos errores detectados en la actualización de la normativa de caza aprobada por el Parlamento en el pleno del pasado 27 de junio. De un lado, se hace constar que entre los deberes del titular del coto se encuentra “dotar al acotado de un sistema de guarderío para llevar a cabo las actuaciones previstas” en el artículo modificado. 

De otro lado, se suprime de entre las obligaciones del titular del aprovechamiento una que atañe al titular del coto, “comunicar al departamento de Medio Ambiente la aparición de enfermedades sospechosas de epizootias, así como los sucesos de envenenamiento y usos de artes prohibidas en los cotos”. 

Izquierda-Ezkerra ha presentado cinco enmiendas, de las que sólo ha prosperado una, con la que se asegura la presencia de guarda “en las ejecuciones de las autorizaciones excepcionales de caza, tanto por utilizar métodos contemplados en el artículo 39 como por realizarse fuera de la temporada ordinaria de caza, incluidas las esperas nocturnas de jabalí, y en aquellas otras que puedan desarrollarse reglamentariamente”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.